Revista TURPADE. Año 1. N° 1. Octubre 2014-Febrero 2015.                        

Director

Dr. Miguel Seguí Llinás. Universidad de las Islas Baleares -España-.
     E-mail: msegui@uib.es

Editor

Dr. Miguel Ángel Coll Ramis. Universidad de las Islas Baleares -España-.
    E-mail: uibgeotur@gmail.com

Comité científico

Dr. Joan Enric Capellà Cervera. Som Hotels -España-.
Dra. Pilar Constanzo. Universidad Iberoamericana -República Dominicana-.
Dra. Patricia Domínguez Silva. Universidad de las Américas Puebla -México-.
Dra. Patricia Ercolani. Universidad Nacional del Sur -Argentina-.
Dr. Daniel Meyer Krumholz. Universidad Andrés Bello -Chile-.
Dra. Joana Maria Petrus Bey. Universidad de las Islas Baleares -España-.
Dra. Gerda Priestley. Universidad Autónoma de Barcelona -España-.
Dr. Paul Rivera Alicea. Universidad de Puerto Rico -Puerto Rico-.
Dr. Miguel Seguí Llinás. Universidad de las Islas Baleares -España-.
Dra. María Vandam. Universidad Kennedy -Argentina-.

Evaluadores externos

Mag. Samuel Bisonó. Universidad Iberoamericana -República Dominicana-.

Edita

Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo
    TURPADE. Revista de Turismo, Patrimonio y Desarrollo.
    Revista semestral gratuita de distribucion en web.
    http://www.conpeht-turpade.com
    E-mail: revistaturpade@gmail.com

Edición digital

DISTECBOL informática.

Información Legal

REVISTA TURPADE. Año 1. Nº 1, de octubre 2014 a febrero 2015, es una publicación semestral editada por la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería y Turismo, A. C., calle Barcelona, 28, Col. Juárez, Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06600, Tel. (55) 5487-1450, www.conpeht.com, denisebent@gmail.com. Editor responsable: Mag. Miguel Ángel Coll Ramis, Universidad de las Islas Baleares, España, uibgeotur@gmail.com. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2016-042513484300-203, ISSN: 2448-6809, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la actualización de este número Mag. Miguel Ángel Coll Ramis, Universidad de las Islas Baleares, carretera de Valldemossa, km 7,5, C.P. 07122 Palma, Illes Balears (España). Fecha de última modificación, 15 de mayo de 2016.


Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación. Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor.

 


 

La Revista

La Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería y Turismo (CONPEHT), fundada en México en 1991 con la participación de instituciones académicas de los países del continente americano y europeo, tiene entre sus objetivos el de fomentar y divulgar el conocimiento turístico. Para ello, la CONPETH ha creado la revista de Turismo, Patrimonio y Desarrollo (TURPADE), con la finalidad de que sea un referente dentro del campo de la investigación turística.

Temática y alcance

La Revista TURPADE, está dirigida a universidades, organismos nacionales e internacionales, profesionales y personas interesadas en el estudio del turismo. Su temática abarca aspectos geográficos, urbanísticos, económicos, ecológicos, gastronómicos y formativos, relacionados con la actividad turística. Las lenguas oficiales de la revista son el castellano y el portugués.

 

Revisión por pares

La revisión de los artículos es llevada a cabo por dos evaluadores del Comité Científico Asesor, que los reciben sin el nombre de los autores. A su vez, los autores desconocen quienes les han evaluado. Cuando las evaluaciones son contradictorias se envían a un tercer evaluador. En el plazo máximo de seis meses se comunica a los autores los resultados de la evaluación.

 

Acceso abierto

Los contenidos de esta revista son de acceso libre y a texto completo, con la finalidad de que los resultados de la investigación, repercutan en un mayor intercambio del conocimiento a nivel global.
Política de privacidad
Los nombres y direcciones de correo electrónico introducidos en esta revista se usarán exclusivamente para los fines declarados por esta revista y no estarán disponibles para ningún otro propósito u otra persona.


Información Legal

REVISTA TURPADE. Año 1. Nº 1, de octubre 2014 a febrero 2015, es una publicación semestral editada por la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería y Turismo, A. C., calle Barcelona, 28, Col. Juárez, Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06600, Tel. (55) 5487-1450, www.conpeht.com, denisebent@gmail.com. Editor responsable: Mag. Miguel Ángel Coll Ramis, Universidad de las Islas Baleares, España, uibgeotur@gmail.com. Reserva de Derechos al Uso Exclusivo No. 04-2016-042513484300-203, ISSN: 2448-6809, ambos otorgados por el Instituto Nacional del Derecho de Autor. Responsable de la actualización de este número Mag. Miguel Ángel Coll Ramis, Universidad de las Islas Baleares, carretera de Valldemossa, km 7,5, C.P. 07122 Palma, Illes Balears (España). Fecha de última modificación, 15 de mayo de 2016.

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación. Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes de la publicación sin previa autorización del Editor.

 

 


 

Presentación de la Revista TURPADE

Dr. Paul Rivera Alicea
Presidente de la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo (CONPEHT).

Como Presidente de la Confederación Panamericana de Escuelas de Hotelería, Gastronomía y Turismo (CONPEHT), es un honor poderme dirigir a ustedes, nuestros miembros activos y afiliados, comunidad de instituciones académicas de los países del Continente americano, España y el Mundo académico en general que estudia e investiga el fenómeno de la actividad turística contemporáneo a nivel global, para anunciarles que nuestra Revista Turismo, Patrimonio y Desarrollo (TURPADE) ha sido transformada a una revista virtual para seguir atendiendo efectivamente las demandas y tendencias actuales de la Academia del Turismo, con la finalidad de continuar siendo un referente importante dentro del campo de la investigación turística en nuestros países Latinoamericanos y así, fomentar y divulgar el conocimiento turístico.


Por tal razón, y con mucho júbilo les presento la primera versión de nuestra nueva Revista Virtual TURPADE, y a la vez nuestra nueva Página Web TURPADE creada para alojar dicha Revista dirigida a universidades, organismos nacionales e internacionales, profesionales y personas interesadas en el estudio del turismo. Su temática, abarcará aspectos geográficos, urbanísticos, económicos, ecológicos, gastronómicos y formativos relacionados con la actividad turística; En las lenguas oficiales de la Revista, el Castellano y el Portugués.


Esta nueva Revista Virtual TURPADE, ya está disponible para que cualquier investigador científico especializado en la temática turística pueda publicar sus trabajos en esta revista, que ya cuenta con su ISSN y que también está sumergida en un proceso requerido de XX años de publicación continua, para obtener nuestra meta principal en este proyecto, una revista oficialmente indexada y así ser parte del mundo de revistas científicas del turismo. Finalmente, los invito también a visitar nuestra nueva Página Web Oficial de la CONPEHT, desde donde podrán acceder a la ya mencionada Página Web de la Nueva Revista Virtual TURPADE, para que todos disfruten de los últimos y más reconocidos trabajos de investigación científica enfrascados en los temas de mayor novedad y relevancia del quehacer académico turístico.

EDITORIAL

Dr. Miguel Seguí Llinás
Director de la revista TURPADE

La revista TURPADE inicia una segunda época, acorde con los nuevos tiempos que vivimos, en formato digital, y aspirando en poco tiempo a lograr ser una revista científica indexada, para ir progresivamente subiendo escalones y situarla donde corresponde a una publicación de la CONPEHT. Si esta segunda etapa ha sido posible, se debe, ante todo, a que ha habido una primera etapa. Por ello quiero felicitar el trabajo hecho durante este período a la UDLAP, que la ha acogido en su seno, y a la Dra. Alicia Bernard, que ha luchado con tesón durante muchos años para que saliera el número correspondiente, buscando a veces artículos para completar el número.


TURPADE quiere ser una revista que publique artículos cuya temática trate del turismo, la gastronomía y la hotelería, desde todos los campos científicos, para que sirva de portavoz de los trabajos que realizan los profesores y alumnos de las universidades miembros de la CONPEHT, aunque no en exclusiva. La revista está abierta a cualquier artículo que pueda enriquecer el conocimiento sobre los tres campos indicados y que sirva de referencia en la búsqueda de los temas más avanzados en su temática. Especialmente dando a conocer lo que se trabaja e investiga en Iberoamérica y España, espacio sobre el cual quiere llegar a ser la revista de referencia.


El deseo de la CONPEHT es servir de enlace y ayuda entre sus universidades miembros, para elevar su nivel docente y científico y alcanzar la excelencia en todos los aspectos. TURPADE quiere servir de ayuda en este proceso, para, por una parte, ser el reflejo donde se vea lo que se hace entre sus miembros y, por otra, aportar a los alumnos de dichas instituciones un órgano de consulta donde buscar los temas más candentes y avanzados que estudian sus territorios. Pero su sueño va más lejos, y quisiera mostrar al resto de universidades y al mundo científico, los avances que se producen en Iberoamérica. Quiere ser el portavoz de todo lo que haga referencia al turismo, la gastronomía y la hotelería, venga de donde venga, pero que se refiera al área geográfica a la que cubre, por esto los artículos serán en español y portugués, lenguas habladas en estos territorios. Así se podrá lograr ser la revista científica de referencia en el mundo, en todo lo que se refiere a su temática y a un espacio concreto: Iberoamérica.


 

Alterações na paisagem da APA Macaé de Cima, região serrana do Rio de Janeiro, e sua possível relação com o desenvolvimento da atividade turística.

Guilherme Hissa Villas Boas
Universidade Federal do Rio de Janeiro

Resumo

O turismo é um fenômeno social, ainda que possa ser analisado sob abordagens geográficas, econômicas, políticas, culturais, entre outras. Sua realização ocorre a partir do deslocamento do homem através do espaço, apresentando na maioria dos casos alterações sobre o mesmo, e estes reflexos evoluíram através da história assim como o fenômeno em si. O objetivo deste trabalho é avaliar os reflexos da atividade turística na paisagem da APA Macaé de Cima, município de Nova Friburgo, Estado do Rio de Janeiro, Brasil. Foram realizadas visitas de campo e entrevistas entre 2005 e 2013 e analisadas informações econômicas, populacionais e de uso e cobertura da terra para avaliar as transformações causadas pelo turismo. Os resultados encontrados demonstram que apesar das mudanças observadas, poucas alterações na paisagem podem ser relacionadas à atividade turística. Além disto, observa-se que esta atividade encontra-se numa fase de estagnação desde o início da década anterior.


Palavras-chave: Paisagem, Área de Proteção Ambiental, Macaé de Cima, Rio de Janeiro.

 

Summary


Tourism is a social phenomenon, although it can be analyzed under geographical approaches, economic, political, cultural, among others. Its realization occurs from the displacement of man through the space, presenting in most cases amendments to the same, and these reflexes evolved through history as well as the phenomenon itself. The objective of this study is to evaluate the effects of the tourist activity in the landscape of APA Macaé de Cima, municipality of Nova Friburgo, State of Rio de Janeiro, Brazil. Field visits and interviews were conducted between 2005 and 2013 and analyzed economic, demographic and land cover and land use information to evaluate the changes caused by tourism. The results demonstrate that despite the changes observedlittle change in the landscape may be related to tourism. Moreover, it is observed that this activity is stagnating since the beginning of the previous decade.


Keywords: Landscape, Environmental Protection Area, Macaé de Cima, Rio de Janeiro.


1. Introdução.

O turismo é um fenômeno social, ainda que possa ser analisado sob abordagens geográficas, econômicas, políticas, culturais, entre outras. Sua realização ocorre a partir do deslocamento do homem através do espaço, apresentando na maioria dos casos alterações sobre o mesmo, e estes reflexos evoluíram através da história assim como o fenômeno em si.


Na sociedade pós-industrial surgiram estímulos e a criação de novas necessidades que adquiriram o caráter da realização social à prática do turismo. Neste período observou-se não somente a crescente urbanização nos países industrializados e nos países emergentes, como no caso do Brasil, mas também o desenvolvimento dos meios de transporte e de comunicação. Sabe-se que o crescimento da atividade turística na atualidade está associado a diversos fatores entre eles o cenário político-econômico de uma região, seus atrativos turísticos e sua infra-estrutura.


Paralelamente ao crescimento das grandes cidades surge, a partir da década de 1970 através dos movimentos de contra-cultura, uma preocupação com a exaustão dos recursos naturais e uma crescente necessidade de resgate do convívio com a natureza. É neste cenário que ganham destaque as viagens para áreas naturais e surgem as primeiras aparições do termo "ecoturismo" (Weaver, 2008).


O Estado do Rio de Janeiro, localizado na região sudeste do Brasil, foi uma das primeiras regiões a serem colonizadas neste país. As matas de baixada foram alvo inicialmente da extração de pau-brasil, espécie de árvore nativa suja seiva era utilizada como tintura na Europa do século XVI. Nos séculos seguintes as áreas planas próximas ao litoral foram utilizadas para cultivo de cana-de-açucar, enquanto nos planaltos localizados no reverso da Serra do Mar, áreas que apresentam relevo plano, foi desenvolvida a cultura cafeeira. Foram justamente as escarpas da Serra do Mar, regiões de relevo acidentado e íngreme voltadas para o Oceano Atlântico, as áreas onde menos se observou alterações expressivas e a perda da cobertura florestal. Esta pesquisa foi desenvolvida na Área de Preservação Ambiental (APA) Macaé de Cima que está localizada na porção norte da Serra do Mar, inserida no município de Nova Friburgo, região serrana do Estado do Rio de Janeiro.

Figura 1. O primeiro mapa apresenta a localização do Estado do Rio de Janeiro no contexto do Brasil. O segundo mapa apresenta a altimetria deste Estado e a localização do município de Nova Friburgo. E o terceiro mapa apresenta a APA Macaé de Cima no contexto municipal.

 

2. Área de Estudo.

A região montanhosa do norte fluminense foi colonizada somente em meados do século XIX. O relevo íngreme e acidentado da Serra do mar, a densa floresta tropical úmida e a grande quantidade de canais fluviais dificultavam o acesso às áreas serranas. Associado a isto, naquela região ainda havia a presença de tribos indígenas hostis expulsas pelos primeiros colonos e quilombos de escravos fugitivos (Mayer, 2003).


O ouro, ainda que em decadência, era ao lado do café os principais produtos de exportação brasileiros durante o século XIX. Grande parte da população brasileira se encontrava em Minas Gerais, diminuindo ainda mais a densidade das vastas áreas do Rio de Janeiro. A produção aurífera escoava por dois caminhos: o caminho real que chegava aos portos de Paraty e o caminho por Juiz de Fora e Petrópolis que chegava à Baia de Guanabara, porém inúmeras outras rotas eram abertas para não se pagar as taxas da coroa portuguesa. Era importante para o controle da cora a colonização das serras fluminenses.


Em 1818 foi formulado o projeto de imigração e colonização suíça para as terras que hoje correspondem ao município de Nova Friburgo. O projeto tem sido considerado um marco inaugural na política de colonização estrangeira no Brasil por seus elementos contratuais que previam, entre outras coisas, a quantidade de famílias de imigrantes de religião católica, distribuição de lotes de terras fundamentada na pequena propriedade, diferente das sesmarias, isenção de impostos, pagamento da viagem e subsídios monetários aos colonos (Mayer, 2003).


Diferentemente das colônias de exploração voltadas para exportação de gêneros tropicais e dependentes de investimentos estrangeiros, quando a economia se baseava nas grandes propriedades e na escravidão, essa era tida como uma colônia de ocupação, onde o trabalhador livre teria comprometimento com a propriedade da terra, estimulando o progresso e a cidadania. Era uma colônia que incentivava a produção rural, mas que tinhas condições de se auto-sustentar através da integração campo-cidade a nível local. Para isso o contrato previa, além de agricultores, a vinda de "bastantes artistas dos mais essenciais como carpinteiro, marceneiros, ferradores, curtidores, alfaiates, tecelões, oleiros e oficiais para fazer telhas". O Estado comprometia-se comdois párocos, um cirurgião médico, um ferrador e um veterinário (Nicoulin, 1995).

Chegaram à Nova Friburgo, mais especificamente à Fazenda do Morro Queimado, apenas 1631 emigrantes, dos 2006 que partiram da Europa. Muitos morreram no caminho e outros abandonaram os planos ao chegarem ao Rio de Janeiro. A fixação desta população se deu em três eixos ao longo dos vales de rios adjacentes à área, são eles: rio Grande, rio Cônego e o rio Macaé.


Em 1820, 200 lotes de terra foram sorteados entre os colonos, porém um ano depois os colonos já observavam as dificuldades de produção naquela área. Inúmeros lotes se mostraram improdutivos pela localização nas íngremes escarpas da região ou por apresentarem solos rasos e pedregosos. Os colonos também reclamaram da densa floresta que cobria as terras, o que dificultava o plantio pela necessidade de retirada das arvores com raízes profundas (figura 2). Sendo assim, ao contrário do que esperava o governo imperial, os colonos utilizaram técnicas tradicionais do Brasil como a queimada na derrubada da vegetação e tratamento dos solos.

Figura 2. Relevo montanhoso e escarpado com cobertura florestal.

Percebendo a dificuldade de produzir naquelas glebas concedidas pelo governo, inúmeros colonos migraram, alguns para o Rio de Janeiro, outros para as terras da bacia do Macaé, povoando, pelos relatos, desde as nascentes do rio Macaé até a sub-bacia do rio D´antas. Ali encontraram terras com maior aptidão agrícola e melhores condições de plantio. Mais de dez colonos podiam ser encontrados nessas terras, e em 1822 alguns deles formaram uma vila que dão o nome de São Pedro - hoje conhecido como São Pedro da Serra - em homenagem ao imperador. Em 1824, ocorre a migração de colonos alemães para a área de Nova Friburgo, porém não se pode apontar com exatidão se algum desses se fixou neste eixo leste da colonização (Mayer, 2003).


Sendo assim, a primeira atividade desenvolvida na área serrana da bacia foi a agricultura de subsistência com pouca comercialização dos excedentes, baseada nas primitivas técnicas de produção que utilizava o desmatamento e as queimadas como ferramentas. Ali se produzia milho, batata, feijão, banana, cana-de-açúcar e outros alimentos. Alguns colonos chegaram a produzir café, utilizando mão-de-obra escrava e tiveram sucesso na sua empreitada (Nicoulin, 1995).


Nova Friburgo manteve características rurais até o início do século XX, quando em 1910 dois alemães, Julio Arp e Maximillian Falck, criam industrias do ramo têxtil no município. A partir de então a cidade é ligada por trem à capital e inicia-se o fornecimento de energia (Araujo, 2003). Apesar de fazerem parte deste município, as terras montanhosas da APA Macaé de Cima não são privilegiadas com a chegada da modernidade, permanecendo ainda nos tempos agrícolas por algumas décadas.


Por muito tempo as vilas localizadas nas terras altas de Macaé (Lumiar, Mury, e São Pedro da Serra) só eram alcançadas por caminhos. Ali se produzia cana-de-açúcar de onde tiravam o melaço, rapadura e cachaça, dos porcos aproveitava-se o couro, a gordura e a carne, da mandioca faziam farinha e outros alimentos. O que não era produzido ali como sal, querosene, trigo, tecido e algumas ferramentas eram comercializados junto aos tropeiros e os excedentes comercializados em Nova Friburgo (Natal, 2003).

Natal (2003) afirma que a condição de isolamento perdurou até 1960, já que no final da década de 1950, por iniciativa dos moradores, foi aberta a estrada que liga Mury a Lumiar, refazendo o antigo caminho das tropas. Este fato possibilitou a chegada do primeiro transporte coletivo a Lumiar no início dos anos 60 em uma única viagem diária.


Entre as décadas de 1960 e 1980, mesmo com o processo de modernização da agricultura em curso no país e a abertura da estrada, os agricultores de São Pedro da Serra continuaram a cultura de subsistência em condições precárias de produção: pequenos lotes acidentados, instrumentos de trabalho tradicionais e estrutura de comercialização sujeitam a intermediários locais. Nesta época, a maioria da população era composta por agricultores que viviam com pouco contato com o meio urbano, o transporte continuava precário e não tinha eletricidade. O asfaltamento ocorreu somente em 1982 e a eletricidade chegou em 1985. Porém, já no meio da década de 1970 podia-se perceber a presença de turistas "hippies" nesta localidade, eram adeptos da contracultura fugindo dos centros urbanos (Natal, 2003).

 

3. Objetivos.


Observa-se de um modo geral, que o turismo descobre as localidades antes que o contrário aconteça. Isto é, considerando os destinos onde predominam a prática do ecoturismo, os turistas são atraídos para estes locais pelos seus atrativos naturais e facilidade, ou não, de acesso antes mesmo que a população local consiga se estruturar para receber o volume de turistas. Os turistas "pioneiros" migram para novos destinos assim que a estrutura local se solidifica e o acesso é facilitado, quando aumenta o volume de "estrangeiros" e a prática turística se concretiza naquele local.


O presente trabalho se motiva pelo questionamento acerca da possibilidade do segmento ecoturístico possibilitar o desenvolvimento local dos núcleos receptores e os conseqüentes reflexos na paisagem. O objetivo deste trabalho é avaliar os reflexos da atividade turística na paisagem da APA Macaé de Cima.


4. Metodologia.


Para avaliar o desenvolvimento da atividade turística na área foi realizada pesquisa bibliográfica sobre o tema e desenvolvidas visitas de campo entre os anos 2005 e 2013. Dados populacionais dos distritos envolvidos nesta pesquisa, extraídos dos censos realizados pelo Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (IBGE) e dados econômicos do município de Nova Friburgo, extraídos da Fundação Centro Estadual de Estatísticas, Pesquisas e Formação de Servidores Públicos do Rio de Janeiro (CEPERJ), foram utilizados para avaliar as alterações sócio-econômicas da APA Macaé de Cima. Dois mapas de uso e cobertura da terra, referente aos anos 2000 e 2005, foram elaborados a partir de imagens de satélite Landsat TM, cuja resolução espacial é de 30 metros, utilizando-se os softwares SPRING 5.1.5 e ArcGistm, com base no Manual de Uso da Terra (IBGE, 2006) para avaliar as mudanças na paisagem da área estudada.

 

5. Uma breve consideração sobre o conceito de paisagem.

O debate em torno do conceito de paisagem se dá em diferentes áreas do conhecimento, mas cada uma delas abarcando argumentos próprios de interesse. Assim, o conceito é construído de acordo com a sua perspectiva de análise e no formato a que lhe é oportuno pelas áreas do conhecimento. Para tanto a Geografia, que explora em suas bases epistemológicas conceitos importantes como a relação sociedade-natureza, espaço, território e paisagem, como na área da atividade turística que relaciona a paisagem como sua matéria-prima, apresentam amplas e importantes contribuições na construção do conceito da paisagem (Villas Boas e Marçal, no prelo).


Bolòs (1981) enfatiza que o objeto de estudo da Geografia e da Paisagem deve ser visto como uma realidade integrada. Os elementos (abióticos, biótico e antrópicos) aparecem integrados de tal maneira que podemos falar em conjuntos que podem ser trabalhados como um modelo de sistema. A paisagem aparece perceptível diretamente através de um sistema e sendo a partir do modelo de processos, possíveis se levantarem diagnósticos e prognósticos, a partir das observações coletadas (Villas Boas e Marçal, no prelo).


Para Sauer (apud Correa e Rozendahl, 1998) a paisagem geográfica é vista como um conjunto de formas naturais e culturais associadas em uma dada área e é analisada morfologicamente, vendo-se a integração das formas entre si e o caráter orgânico ou quase orgânico delas. O tempo é uma variável fundamental. A paisagem cultural ou geográfica resulta da ação, ao longo do tempo, da cultura sobre a paisagem natural.


6. Legislação Ambiental no Brasil.

A legislação federal brasileira acerca das unidades de conservação que está em vigor foi promulgada no ano 2000 depois de um amplo debate por cerca de duas décadas envolvendo os mais variados atores. Sobre forte influência dos conceitos preservacionistas, típicos dos modelos norte-americanos de conservação, o Sistema Nacional de Unidades de Conservação (SNUC) incorporou ao aparato jurídico-institucional e à política de conservação as discussões sobre biodiversidade, populações tradicionais, conhecimento tradicional dividindo as Unidades de Conservação em dois grandes grupos: as de Proteção Integral e as de Uso Sustentável ( Castro et al, 2003).


Tabela 1. Sistema Nacional de Unidades de Conservação (Lei 9985/200).


O grupo das unidades de Proteção Integral tem como objetivo preservar a natureza e somente são permitidos os usos indiretos que não envolvam o consumo, coleta, dano ou destruição dos recursos naturais. De um modo geral, excetuando as Estações Ecológicas e as Reservas Biológicas, elas prevêem quatro atividades: pesquisas científicas, atividades de educação e interpretação ambiental, recreação em contato com a natureza e ecoturismo.


Já as unidades de Uso Sustentável têm como objetivos compatibilizar a conservação da natureza com o uso sustentável de parcela dos seus recursos naturais. Todas elas prevêem por regulamentação a prática de ecoturismo, exceto as Reservas Particulares do Patrimônio natural (RPPN) por configurarem como reservas particulares e seu acesso público ser regulado pelos proprietários.


As Áreas de Preservação Ambiental, em geral, são áreas extensas, com um certo grau de ocupação humana, dotada de atributos abióticos, bióticos, estéticos ou culturais especialmente importantes para a qualidade de vida e o bem-estar das populações humanas. Seus objetivos básicos são proteger a diversidade biológica, disciplinar o processo de ocupação e assegurar a sustentabilidade do uso dos recursos naturais. Ela é constituída por terras públicas ou privadas e podem ser estabelecidas normas e restrições para a utilização de uma propriedade privada no seu interior. Após a instituição da APA é formado um Conselho Gestor que é presidido pelo órgão responsável por sua administração e constituído por representantes dos órgãos públicos,de organizações da sociedade civil e da população residente. O órgão gestor tem um prazo de cinco anos para publicar o seu Plano de Manejo.


7. Resultados.


Atualmente grande parte das propriedades rurais da APA Macaé de Cima serve como casas de veraneio. São terrenos acidentados, escarpados e com florestas ombrófilas densas Montana e Sub-Montana (INEA, 2011). Por esse motivo e a rica fauna encontrada na região foi criada em 1981 uma associação ambientalista local chamada: Sociedade Macaé de Cima, em referência ao topônimo. As mobilizações desta organização fizeram com que em 1990 o município de Nova Friburgo criasse a Reserva Ecológica Macaé de Cima. Porém, em 2001 o governo estadual criou a Área de Preservação Ambiental Macaé de Cima. Segundo o Plano Diretor do Município de Nova Friburgo, a APA está inserida na Área de Interesse Ambiental do Plano de Organização Territorial (POT) do Rio Macaé, onde estão duas Zonas Urbanas Controladas (ZUC): Lumiar e São Pedro da Serra.


Em 1982 havia apenas uma pousada em São Pedro da Serra, já no ano de 2000 havia quase 20 pousadas e outros 28 estabelecimentos entre bares e restaurantes. Atualmente, além dos estabelecimentos comerciais, como pousadas, hotéis-fazenda e spas, é crescente o número de residências de veraneio. Durante os trabalhos de campo observaram-se nos finais-de-semana a presença de turistas, em sua maioria vinda da capital, e em menor número os que vêm das cidades do norte fluminense, em busca das belezas naturais da área (figura 3), do ritmo de vida calmo e do frio, visto que no inverno a temperatura chega atingir menos de 10ºC.


Figura 3. As belas paisagens serranas atraem turistas à região serrana de Macaé.

A tabela 1 apresenta o percentual de participação das atividades econômicas referentes ao Produto Interno Bruto (PIB) do município de Nova Friburgo entre os anos 1999 e 2010. Sabe-se que os dados aqui expostos referem-se a todo município de Nova Friburgo, abrangendo uma área superior a da APA Macaé de Cima, entretanto acredita-se que tais dados possam servir de fonte para as análises aqui propostas.


Tabela 2. Divisão percentual por atividade econômica do PIB do município de Nova Friburgo entre os anos 1999 e 2010.

Fonte: CEPERJ (2013).

Observa-se que entre os anos 1999 e 2010 ocorreu um crescimento percentual das atividades agropecuárias e da administração pública no PIB municipal, enquanto a atividade industrial decresceu e a parcela da economia referente aos serviços permaneceu estável, apresentando pequenas variações entre alguns anos. Sabe-se que as atividades industriais não estão localizadas na área da APA Macaé de Cima, por outro lado a atividade agropecuária é relativamente difundida nesta área, principalmente através da agricultura familiar caracterizada pela baixa mecanização. Inclusive observa-se que parte dos turistas que freqüentam esta região busca justamente este ambiente "não modernizado" que remete a períodos históricos no contexto do sudeste brasileiro.


A pouca variação da participação dos serviços no percentual do PIB municipal pode estar relacionada à um período caracterizado pela estagnação econômica de Nova Friburgo. Sabe-se que este índice se refere a diversas atividades econômicas além daquelas consumidas pela atividade turística. Entretanto pôde-se constatar em entrevistas com moradores da área que a atividade turística, principalmente na APA Macaé de Cima, teve seu auge no final da década de 1980 e início da década seguinte. Em visitas de campo, entre 2005 e 2013, observou-se que não houve variações tanto na quantidade de turistas que visitavam a APA nem no perfil destes. A estabilidade apresentada pelo percentual dos serviços no PIB municipal reforça esta observação.

Tabela 3. Evolução temporal da população de Lumiar.

Fonte: IBGE (2011).

Por outro lado em São Pedro da Serra observa-se um crescimento da população. Já o ano 2000 apresentou o maior percentual relacionado à população urbana. Isso reflete justamente o período de maior crescimento da atividade turística nesta localidade corroborando com os dados coletados nas entrevistas desenvolvidas. Faz-se necessário buscar mais informações que elucidem os motivos que ocasionaram a redução deste percentual na década seguinte.

Tabela 4. Evolução temporal da população de São Pedro da Serra.

 

Fonte: IBGE (2011).


Os mapas de uso e cobertura da terra, apresentados em anexo e descritos na tabela a seguir, corroboram as informações anteriores. Apesar do crescimento da área urbana encontrada na APA Macaé de Cima (tabelas 2 e 3), as maiores alterações no uso e cobertura da terra sinalizam para uma substituição da floresta pelas atividades agropecuárias o que confirma os dados do PIB municipal, referente ao aumento das atividades agrícolas na participação do PIB.


Tabela 5. Evolução temporal da população de São Pedro da Serra.

Fonte: IBGE (2011).

Esta transformação não deve ser associada à atividade turística tendo em vista o contexto geográfico desta área em relação à capital e sua importância na produção de hortaliças para as grandes cidades fluminenses. Já o crescimento urbano, apontado pelas tabelas 2, 3 e 4 pode sim estar associado à atividade turística desses centros, refletido, assim, na expansão do comércio local.


As visitas de campo demonstraram que praticamente todos os proprietários dos meios de hospedagem não nasceram na área da APA e muitos, inclusive, vieram de fora do município. Já os trabalhadores que atuam no front da atividade turística, seja nos meios de hospedagem como nos restaurantes e lojas locais, são sim da região e muitos ainda apresentam as características fisionômicas dos colonizadores suíços. Não foram encontradas agências de receptivo em atuação nem empresas de transporte pessoal. A área conta com transporte público regular e serviço de taxi particular. As ações coletivas, de um modo geral, são organizadas pela associação comercial local e os entrevistados não souberam informar sobre políticas públicas seja de âmbito municipal ou estadual relacionadas ao turismo.

8. Conclusão.

Pode-se afirmar que a atividade turística na APA Macaé de Cima encontra-se numa fase de estagnação, segundo o modelo proposto por Butler (1980). A descoberta desta região ocorreu durante os anos 70, e ao final da década de 1980 e início de 1990 foi um período desenvolvimento desta atividade e consequentemente foi quando se observaram a maior parte das transformações na paisagem. A passagem de uma área predominantemente rural para uma localidade caracterizada como um destino de segunda residência, principalmente de moradores da capital, não trouxe grandes reflexos na paisagem desta área. Ainda que se possam observar os avanços proporcionados pela chegada da estrada asfaltada e a entrada de novas tecnologias, o ritmo de vida permanece quase o mesmo das décadas anteriores. Isto, possivelmente, se deve ao fato de as pessoas que lá buscaram e as outras que hoje ainda buscam a APA Macaé de Cima como destino turístico, procurarem manter o mesmo ambiente encontrado décadas atrás.


Considerando que grande parte dos turistas que vão à APA Macaé de Cima fica hospedada em casas próprias ou em pequenas pousadas, poucas alterações na arquitetura local puderam ser observadas. Não são encontradas casas com mais de dois andares e não há um prédio no interior da APA. As alterações do turismo na paisagem não estão relacionadas à retirada da cobertura florestal, tendo em vista que o turista que vai à APA está em busca justamente deste atrativo e seus reflexos no ambiente, como a manutenção da temperatura e umidade, por exemplo. Pode-se associar o crescimento urbano tanto de Lumiar como de São Pedro da Serra à atividade turística, já que não são encontradas outras atividades econômicas que possam atrair a população para estas localidades. Ainda assim, ao considerar que a paisagem é mais que uma fotografia estática, ou mais do que os olhos podem enxergar, acredita-se que o turismo na APA Macaé de Cima tenha trazido poucas alterações na paisagem desta região. Mudanças no espaço e na sociedade ocorreram ao longo da história, sem dúvida, como em qualquer localidade onde o progresso alcança mas que não necessariamente seja acompanhado pelo turismo.


O turismo é uma atividade complexa e seus reflexos se manifestam no tempo e no espaço de formas descontínuas, o que dificulta sua análise. Considerando que o turismo movimenta setores da economia que também são consumidos pela população local, além daqueles intrínsecos à atividade como a hotelaria, por exemplo, torna-se difícil diferenciar a partir de dados exclusivamente numéricos qual é a sua parcela de interferência numa determinada localidade.

 

9. Bibliografia.


ARAUJO, J.R. (2003). A industria em Nova Friburgo. In: Teia Serrana: formação histórica de Nova Friburgo. ARAUJO, J.R. e MAYER, J.M. (coord). Editora ao livro técnico. Rio de Janeiro. Pags. 181-200.
BUTLER, R.W. (1980). The concept of a tourist area cycle of evolution: implications for management of resources. Canadian Geographer, XXIV.
CASTRO JUNIOR, E.; COUTINHO, B. H.; FREITAS, L. E. (2003). Gestão da biodiversidade e áreas protegidas. In: GUERRA, A. J. T. e COELHO, M. C. N. (orgs). Unidades de conservação: abordagens e características geográficas. Bertrand Brasil. Rio de Janeiro. Págs. 25 – 65.
CORRÊA, R.L.; ROZENDAHL, Z. (1998). Apresentando leituras sobre paisagem, tempo e cultura. In: CORRÊA, R.L. & ROZENDAHL, Z. (orgs.).Paisagem, Tempo e Cultura. Rio de Janeiro: Eduerj.123. Págs.7-11.

MAYER, J.M. (2003). A criação de Nova Friburgo. In: Teia Serrana: formação histórica de Nova Friburgo. ARAUJO, J.R. e MAYER, J.M. (coord). Editora ao livro técnico. Rio de Janeiro. Pags. 19-46.
MENDES, S.P. (2010). Identificação e avaliação da paisagem da Área de Proteção Ambiental Estadual de Macaé de Cima. Dissertação de Mestrado. Programa de Pós-Graduação em Geografia. Universidade Federal do Rio de Janeiro. 136 p.
NATAL, C.B. (2003). O turismo rural na região serrana fluminense: um estudo de caso de São Pedro da Serra. In: Revisando o território fluminense. MARAFON, G.J. e RIBEIRO, M.A. (orgs). Negef. Rio de Janeiro. Pags 169-186.
NICOULIN, M. (2003). A gênese de Nova Friburgo: emigração e colonização suíça no Brasil 1817 - 1827. Fundação Biblioteca Nacional. Rio de Janeiro. 367 p.
VILLAS BOAS, G.H.; MARÇAL, M.S. (no prelo). Geologia e estudos da paisagem aplicados ao Turismo. In: GUERRA, A.J.T.; ARANHA, R. Geografia aplicada ao Turismo. São Paulo: Oficina dos Textos.
WEAVER, D. (2008). Ecotourism. Wiley Australia Tourism Series. John Wiley & Sons. 2nd edition.


 

Impactos territoriales del turismo y lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística. Caso de estudio municipio de Santa fe de Antioquia- Colombia.

Ledys Vianey López Zapata
Colegio Mayor de Antioquia

Resumen


El presente trabajo de investigación, hace un aporte a la construcción del concepto de impacto territorial del turismo y a su vez, a partir de un estudio de caso en un destino turístico consolidado como lo es el municipio de Santa fe de Antioquia – Colombia. Se identifican impactos de carácter territorial asociados al turismo, y se plantean lineamientos que permitan la articulación entre la planificación turística de carácter sectorial y el ordenamiento territorial de carácter integral.


Palabras clave: Impactos territoriales, lineamientos de ordenación, destino turístico, planificación turística, planificación territorial.


Summary

This research makes a contribution to the construction of the concept of territorial impact of tourism, and in turn, based on a case study on a consolidated tourist destination as it is the town of Santa Fe de Antioquia - Colombia. Impacts of territorial character associated with tourism are identified and guidelines are raised to permit the linkage between tourism planning sectoral and territorial planning of completeness.

Keywords: Territorial impacts, management guidelines, tourist destination, tourism planning, territorial planning.

 

1. Marco teórico.

 

El turismo es un fenómeno complejo y diverso; sin embargo, los estudios sobre el mismo han sido abordados de forma parcial haciendo énfasis principalmente en su componente económico, "a menudo se olvidan, tal vez intencionalmente, muchos otros aspectos relevantes que tienen relación con la capacidad que tiene este fenómeno para transformar radicalmente el medio físico y para influir en todos los sectores de la vida de una comunidad" (Bejarano, 2009). Es así como diferentes autores como Vera (1997), Boullon (2004), Bejarano (2009), entre otros; han definido el turismo como un fenómeno espacial, territorial y como una práctica social; "hecho que con frecuencia se minimiza o se obvia, debido al predomino de la concepción y análisis económico del mismo" (Vera 1997); por tanto es una fenómeno que utiliza y consume los recursos territoriales, como el agua, el paisaje, el clima, el medioambiente, la cultura ente otros, (involucrándolos en la actividad) como los principales insumos (de primer orden), para la conformación de productos turísticos.


1.1. El turismo desde el enfoque espacial.

El turismo es ante todo "una práctica social colectiva generadora de actividad económica, de diversas manifestaciones económicas" (Vera et al., 1997). Por lo tanto, al considerarse como fenómeno espacial la estancia y el desplazamiento que se genera tienen una relación directa con el territorio; indudablemente en esta relación el turismo es un consumidor de recursos territoriales como agua, suelo, paisaje, pero a su vez es el territorio el que brinda las posibilidades para la práctica turística, pues este se convierte no solo en el escenario o soporte; sino también en el principal recurso del turismo.


El problema está en que, como se comentó más arriba, esta dimensión espacial ha sido obviada, en un sentido, y sobrevalorada en otro. (Bejarano, 2009). Todavia en la comunidada académica y empresarial del turismo "persiste una falta de reconocimiento de la dimensión espacial como una dimensión constitutiva del turismo, que avance más allá de considerar el espacio como dimensión soporte o escenario de los procesos sociales" (Almirón, 2004). No obstante el planteamiento critico que desde la geografía del turismo se ha hecho a los estudios de "geografía turística" ha permitido el surgimiento de una nueva corriente de pensamiento que avanza de un tratamiento descriptivo de los sitios turísticos hacia un tratamiento explicativo, donde persiste un interés por establecer las relaciones entre turismo y espacio con el fin de "analizar cómo el espacio participa en el turismo y, al mismo tiempo, cómo el fenómeno turístico contribuye a la transformación del espacio. En este sentido, se advierten avances que analizan la práctica turística como una práctica social, como tantas otras, que necesita del espacio y, al mismo tiempo, lo transforma y produce. Lo que permitiría articular el estudio del turismo con enfoques conceptuales y preocupaciones vigentes en el campo de los estudios sociales" (Almirón, 2004).


1.2. El turismo desde el enfoque territorial.

El turismo, además de ser un considerado por la mayoría como una actividad económica, tiene un carácter espacial, pero ante todo es un fenómeno territorial. Los "espacios turísticos" no solo son escenarios en los cuales se ubican una serie de accidentes geográficos, de elementos naturales, de asentamientos humanos, de manifestaciones de una cultura, generadores de actividades de intercambio económico; nos referimos más bien a un territorio complejo, en el que tienen lugar multiplicidad de hechos" (Bejarano, 2009). La dimensión espacial del turismo, que ha sido obviada, es aquella que corresponde a la parte no física, sino simbólica y representacional (Bejarano, 2009) en la que los conceptos de territorio, territorialidad y desterritorialización son inherentes al turismo.


Trabajar el turismo desde la dimensión territorial es un llamado a comprender que ya no son solo los residentes permanentes y los actores locales quienes transforman e intervienen el territorio, sino que también la población flotante y los actores globales "penetran y transforman los ámbitos territoriales locales de vida y la reproducción social" (Echeverría & Rincón, 2000).


Hablar de turismo como fenómeno territorial es hablar de espacios apropiados o de espacios territorializados. "La territorialidad es un elemento constituyente del territorio, por lo cual el territorio no es solo espacio físico sino producción constante" (Echeverría & Rincón, 2000). Otros autores definen la territorialidad como "el grado de control de una determinada porción de espacio geográfico, por una persona, un grupo social, un grupo étnico, una compañía multinacional, un Estado o un bloque de Estados" (Montañez, 1997). Sujetos y actores marcan el territorio, a su vez el territorio deja también sus huellas en estos. Es así como estas marcas son la forma de interpretar la noción de territorialidad.


Esto hace pensar, que indudablemente el turismo es una proceso netamente territorializador con una capacidad de transformar el territorio en el corto plazo y sin el consentimiento de los sujetos y actores locales. La aparición de planta turística en un territorio se configura como un actor con alta capacidad de ejercer control territorial y transformar lógicas territoriales preexistentes. Es decir, se advierte la acción territorializadora del turismo y a su vez desterritorializadora de los procesos locales.


La desterritorialización, por su parte se refiere a los procesos de pérdida del territorio derivados de la dinámica territorial y de los conflictos de poder entre los distintos agentes territoriales. (Montañez, 1998). Si bien la dimensión territorial del turismo no parece tener mayores implicaciones económicas, el análisis de la misma es fundamental "para entender los procesos de transformación social y cultural que se dan en el encuentro entre turistas y comunidad receptora" (Bejarano, 2009).

 

1.3. Relación turismo y ordenamiento del territorio.

Cuando una ciudad prioriza el turismo dentro de sus temas de interés local, debe generar los instrumentos para satisfacer las demandas de turistas y residentes de los recursos territoriales y evitar un turismo generador de perturbaciones que impacta negativamente a la población local; esos "efectos negativos del turismo pueden minimizarse con un coherente proceso de ordenación física y de regulación de usos para que el uso de los recursos territoriales no genere desequilibrios entre la población local y los turistas" (Requejo, 2004). El problema de la relación turismo y ordenamiento del territorio radica en que "normalmente los espacios turísticos son planificados con instrumentos propios de otro tipo de espacios (residenciales, agrícolas, industriales, etc.) de modo que se generan importantes disfunciones" (Donaire, Gonzalez & Puertas, 2005), ya que los problemas de los espacios turísticos son muy diferentes a los de cualquier territorio con otra vocación productiva.


Las demandas cada vez más exigentes de los turistas de factores con alto componente territorial, como; un entorno agradable, la calidad ambiental, una buena infraestructura vial, una oferta urbana acorde al territorio y la movilidad peatonal, entre otros; exige la alianza entre turismo y ordenación del territorio, ya que la tendencia de calificar los destinos en términos de competitividad reclama el cumplimiento de muchos factores que se salen del ámbito de actuación de las administraciones de turismo locales, y que requieren el enfoque integrador de la ordenación del territorio como disciplina que se dicta de carácter holístico, y de esta forma buscar un desarrollo turístico equilibrado en el que tanto las administración de turismo, como las demás instancias municipales participen y se articulen armónicamente.


Actualmente el turismo demanda de la ordenación del territorio su espacio no solo como actividad económica; como tradicionalmente se la ha concebido en los planes de ordenamiento del país; sino como un uso del suelo que requiere tratamientos e intervenciones diferentes.


1.4. Impactos territoriales del turismo.

El desarrollo del turismo genera toda una serie de efectos sobre el territorio en el cual se desarrolla. Estos efectos han sido precisamente los que dieron origen al interés de los distintos países para el fomento de su desarrollo, los cuales pueden manifestarse tanto sobre la economía nacional, como sobre la sociedad y su cultural o sobre el medio ambiente natural sobre el cual se lleva a cabo tal actividad.


Los estudios sobre impactos del turismo que desde la literatura del mismo se han elaborado han mantenido esa visión sectorial; dividiendo los impactos del mismo en económicos, ambientales y socioculturales. Y a su vez, cada uno de estos, según el tipo de manifestación es clasificado en negativos o positivos.


Sin embargo, desde la literatura sobre turismo es difícil hallar investigaciones empíricas o aplicadas que den cuenta del concepto de impacto territorial del turismo como un efecto integral del desarrollo turístico sobre el territorio, por lo que se optó por la construcción de un concepto que permita fundamentar teóricamente la investigación y enmarcar en este los hallazgos dentro del territorio objeto de estudio.

Para los fines de esta investigación se asumirá como impacto territorial del turismo aquellos efectos económicos, sociales y medioambientales derivados del turismo y las actividades complementarias de este. Entendiendo el turismo no solo como una actividad económica sino en su concepción más amplia, como fenómeno territorial. Por lo tanto los impactos territoriales del turismo esta asociados a las repercusiones que el modelo de desarrollo turístico origina sobre las distintas funciones urbanas, y tomando como punto de partida la base de la población.


Los impactos territoriales del turismo están asociados por lo tanto a transformaciones graduales que genera el turismo en el territorio. "En efecto y entendiendo que los cambios territoriales son más –lentos- en su aplicación al espacio turístico que la propia evolución de las mentalidades y actividades económicas" (Vera, Lopez, Marchena, & Anton, 1997), un estudio de impactos territoriales del turismo serviría para evaluar las implicaciones territoriales de las políticas sectoriales.


2. Objetivos.


- Describir el potencial turístico del municipio de Santa fe de Antioquia y su incidencia en la consolidación del modelo turístico actual.
- Identificar y caracterizar los impactos territoriales del turismo en el municipio de Santa fe de Antioquia.
- Proponer lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística.


3. Metodología.


Se utilizó el método del caso como herramienta de investigación, este método es esencialmente válido cuando se presentan preguntas del tipo"cómo" o "por qué", cuando el investigador tiene poco control sobre los acontecimientos y cuando el tema es contemporáneo (Yacuzzi, 2010).


Para la identificación de los impactos territoriales del turismo en el municipio de estudio se utilizaron diversas fuentes de información primaria y secundaria - entrevistas con los funcionarios de planeación y turismo del municipio, ejercicios de observación, encuesta a residentes y revisión de planes y estudios de tipo territorial, así como también revisión de literatura propia de la disciplina-. Con esta información se construyó una jerarquía de impactos los cuales fueron validados a través de un ejercicio de valoración experta mediante el método Delphi.


Una vez obtenida la jerarquía de impactos, se proponen los lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística. Estos lineamientos pueden ser acogidos en el ámbito de la planificación territorial y están enmarcados en la ley 388 de 1997- ley de desarrollo territorial-.


4. Resultados.

 

El Municipio de Santa fe de Antioquia se localiza en el occidente antioqueño, una de las nueve (9) subregiones administrativas del departamento de Antioquia. Localizada sobre las cordilleras Central y Occidental, tiene una extensión estimada de 7.291 Km² esto con relación a los 63.612 Km² del departamento, representa el 11.5%, posee según los datos del último censo (DANE, 2005) 189.438 habitantes. Está conformada por 19 municipios de los cuales el más antiguo es Santa Fe de Antioquia fundado en 1541.


Figura 1. Ubicación del municipio en el Departamento.

Fuente: Elaboración propia (2013).

El presente estudio se focaliza en el municipio de Santa Fe de Antioquia, localizado en el Occidente medio, que junto con los municipios de San Jerónimo y Sopetrán conforman el llamado triangulo de oro del occidente o también conocidos a nivel de turismo como "la ruta del sol y las frutas".

El occidente cercano se ha caracterizado por gozar de una ubicación geográfica privilegiada dentro del contexto regional, por considerarse vía de paso hacia la subregión del Urabá y por su cercanía con la zona metropolitana del Valla de Aburrá; propiciada principalmente por la conexión vial entre los valles de Aburra y del río Cauca con el túnel Medellín - San Jerónimo.

El proyecto más importante para esta subregión, fue la construcción de la vía Túnel de Occidente (Medellín San Jerónimo, Santa Fe de Antioquia), que comunica en forma eficiente y rápida al Valle de Aburrá y el occidente cercano del departamento. Esta obra de infraestructura finalizada parcialmente en el año 2006 generó un acercamiento de la subregión de occidente con el Valle de Aburra. La cabecera del municipio Santa fe de Antioquia por ejemplo, dista 56 Km por carretera de Medellín por la vía del Túnel de Occidente la cual ha ratificado al municipio como un punto intermedio y estratégico.

La apertura del túnel Fernando Gómez Martínez en el año 2006 ha propiciado grandes transformaciones físicas, sociales y económicas en este territorio y ha configurado un nuevo paisaje, dominado en su mayoría por zonas para la construcción de parcelaciones que funcionan como segundas residencias para los habitantes metropolitanos.

En el aspecto social el municipio presenta un crecimiento poblacional, concentrado principalmente en la cabecera municipal con un incremento de 56% de la población en lo corrido de 1985 a 2005, mientras que la zona rural presenta una disminución poblacional del 21%, como se evidencia en la siguiente tabla.

Tabla 1. Análisis poblacional Santa fe de Antioquia.

Fuente. Elaboración propia (2013), a partir de información censal.

Según el EOT vigente de Santa fe de Antioquia, una de las causas que confluyen en los procesos migratorios hacia el área urbana tiene que ver con la presión ejercida por el turismo, sobre las tierras más aptas para la agricultura y la ganadería; de esta manera el grado de urbanización aumenta, revelando un proceso pausado de traslado entre el ambiente rural y el urbano.

"Los datos señalan cómo el crecimiento demográfico de esta ciudad ha sido más intenso en los últimos treinta años que en el transcurso de un siglo, y derivado más a partir de sus relaciones con el área metropolitana que a dinámicas endógenas" (Municipio de Santa fe de Antioquia, 2012).

En el aspecto físico se presenta un proceso de expansión de la urbanización hacia las zonas rurales evidenciado en los más de 30 proyectos de construcción de parcelaciones, de los cuales el 52% se ubica en la zona rural; principalmente en las veredas de El Espinal, Obregón y Paso real, el 32% en suelo urbano y el 16% en suelo de expansión.

Esos proyectos de parcelación suman 2407 nuevas unidades habitacionales, si asumimos que cada uno de esas nuevas viviendas puede albergar en promedio 4 personas tendríamos una población de 9628 nuevos habitantes, sumando a estos la oferta de capacidad de alojamiento hotelero de aproximadamente 2040 turistas, el municipio se debe preparar para este alto número de visitantes 11668 que pueden llegar en determinadas temporadas y que terminaría superando o igualando la población del área rural, llegando incluso a dar una relación 1-1, es decir, un turista por cada habitante.

En el aspecto económico; con la apertura del Túnel de occidente se ha presentado un desplazamiento de las actividades agrícolas debido a la latente necesidad de ocupación del suelo para proyectos de parcelación y viviendas campestres.


4.1. Impactos territoriales del turismo en el municipio de Santa Fe de Antioquia.


La concepción del turismo como fenómeno territorial pone en evidencia que "el turismo ya no puede considerarse meramente como un factor exógeno a los espacio y sociedades afectados, perceptores pasivos de unos efectos ajenos a sus propias estructuras, sino que la actividad turística debe ser entendida como un elemento más del sistema territorial, integrante y participante del mismo" (Vera, López, Marchena y Antón, 1997). En muchos casos la actividad turística no solo es un elemento mas del sistema territorial, sino que es el principal elemento a ordenar. Por esta razón en muchos municipios con clara vocación turística la comprensión de los problemas territoriales debe partir por la comprensión del fenómeno turístico y sus impactos territoriales.


El concepto de impacto territorial que se opta por trabajar en esta investigación es el construido en el documento Plan director para la Ordenación Territorial del Área de Influencia de la Conexión Vial valle de Aburrá-Río Cauca en la Región del Occidente Antioqueño, según el cual "un impacto Territorial (IT) se define como una transformación substancial en la estructura y el funcionamiento territorial, que se manifiesta como un cambio significativo en la finalidad y en el futuro del territorio en cuestión".


Los impactos territoriales identificados en este trabajo cuyo caso de estudio es el municipio de Santa fe de Antioquia; son los directamente asociados al turismo y que han incidido en la transformación de este territorio, al pasar de tener una finalidad agrícola a cumplir hoy día, una vocación turística. Se tomaron por tanto, aquellas transformaciones graduales asociadas al turismo que impactan sobre los tres componentes del territorio simultáneamente o sobre todo el sistema territorial, es decir, sobre el ámbito socio-económico, urbano y natural.

Para la identificación de los impactos se recurrió a la literatura propia del turismo donde se sustraen solo los impactos que pueden ser considerados de carácter territorial, según las definiciones planteadas anteriormente. Igualmente se recurrió a estudios de tipo territorial como el Plan director para la Ordenación Territorial del Área de Influencia de la Conexión Vial valle de Aburrá-Río Cauca en la Región del Occidente Antioqueño, como efecto de la habilitación del Túnel de Occidente Fernando Gómez Martínez, realizado por la Escuela de Planeación Urbano - Regional de la Universidad Nacional y liderado por el Departamento de Antioquia, los planes de desarrollo del municipio de Santa fe de Antioquia de los períodos 2008-2011 y 2012-2015 y el Esquema de ordenamiento territorial EOT vigente.


De la revisión de la literatura sobre turismo se identificaron 17 posibles impactos de carácter territorial y desde los estudios territoriales se obtiene 16 impactos los cuales fueron sometidos a un análisis cruzado buscando identificar los impactos complementarios, independientes o sustitutos. De este cruce quedaron finalmente 22 impactos de tipo territorial.


Para la selección final de los impactos territoriales, se realizó un análisis de consistencia donde se verificó que cada uno de los enunciados cumpliera con la condición de impactar de manera directa o indirecta al menos dos de los tres componentes del sistema territorial, de esta forma se obtiene que 21 de los enunciados identificados anteriormente cumplen con la condición ser un impacto territorial del turismo.

Posteriormente, y con el ánimo de obtener una jerarquia de impactos territoriales del turismo ITT se acude a un ejercicio de valoración experta, contando con la participación de docentes- investigadores del área de turismo de la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia, consultores en turismo y autoridades de turismo departamental.


De esta forma se obtuvo un listado de los 10 ITT con mayor presencia en el territorio de estudio; para cada uno de los cuales se realizo una ficha descriptiva con la descripción del impacto y la evidencia de su presencia en el municipio de Santa fe de Antioquia. Los impactos que el grupo de experto considero tenian mayor presencia en este municipio fueron:

1. Incremento del déficit de espacio público urbano y recreativo en días y meses críticos (fines de semana, puentes, vacaciones), debido a la concentración espacio-temporal de los turistas lo que genera altos niveles de saturación del destino como consecuencia de la estacionalidad de la actividad.
2. Aparecen conflictos entre usos residenciales y usos comerciales en la zona urbana por la generación excesiva de ruido.
3. Aparición o crecimiento desorbitado de nuevos asentamientos por fuera de la estructura urbana debido a las demandas de la población metropolitana de paisaje para actividades de recreo y suelo para parcelaciones y fincas de recreo.
4. Aumento del tránsito promedio diario en los días pico (fin de semana y festivos) por las vías principales, lo que genera problemas de congestión vehicular.
5. Generación excesiva de residuos sólidos en temporadas altas donde se generan picos de producción de basura y a su vez altas cargas financieras para el municipio en la gestión de los mismos.
6. Contaminación visual ocasionada por la abundante presencia de anuncios publicitarios y vehículos en las vías principales.
7. Mayor demanda de amoblamientos urbanos (iluminación, señalización, control de tráfico, vigilancia) en suelo suburbano y rural urbanizado.
8. Competencia por los suelos de mejor localización y conflicto en los usos del suelo, manifestado en los cambios de vocación agropecuaria por usos recreativos y turísticos lo que genera un incremento del precio del suelo".
9. Construcción informal de piscinas y vías, generalmente relacionadas con accesos individuales a fincas de recreo y parcelaciones.
10. El desarrollo del turismo puede actuar como un detonante para solución de problemas comunes como: acueducto, relleno sanitario, infraestructura vial entre otros, debido a la imperante necesidad de mejorar en su accesibilidad a medida que van creciendo los centros turísticos.

4.2. Lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística.

Una vez obtenida la jerarquía de impactos, se construyen los lineamientos de ordenación para territorios con vocación turística. Estos lineamientos pretenden dar respuesta a la problemática de falta de instrumentos de planificación territorial del turismo y al desconocimiento de la concepción territorial de la actividad, por tanto, buscan integrar la estrategia turística de los planes sectoriales de turismo o de los planes de desarrollo municipales con los planes de ordenamiento territorial de manera que el futuro deseado para esos destinos turísticos marque la pauta del ordenamiento territorial.


Se plantean lineamientos que pueden ser acogidos en el ámbito de la planificación territorial y que están enmarcados en la ley 388 de 1997 en los componentes de espacio público, sistemas de soporte municipal, crecimiento urbanístico, usos del suelo, entre otros. Así mismo se plantean lineamientos en el ámbito de la planificación turística cuyo objetivo es generar canales que permitan vincular las estrategias de desarrollo territorial con las estrategias de desarrollo turístico.


4.2.1. Lineamientos en el ámbito de la planificación territorial:

 Proyectar los índices de espacio público teniendo en cuenta la concentración temporal de turistas en temporadas altas y buscar estrategias para reducir la concentración espacial de los mismos en los centros históricos y/o cascos urbanos.


Uno de los mayores inconvenientes que tiene el turismo como actividad es la concentración espacio-temporal de turistas; es por esto que los municipios deben proyectar en sus planes de ordenamiento territorial el índice de espacio público teniendo en cuenta la población flotante.
La situación de espacio público en la mayoría de los municipios del país es grave, según el documento conpes 3718 el indicador promedio de espacio público por habitante en las principales ciudades del país es de 3,3 m2/hab. Muy por debajo del exigido en el decreto 1504 de 1998 según el cual el índice de espacio público efectivo es de 15 m2.

 Proyectar los sistemas de soporte municipal (acueducto, alcantarillado, red vial, sistema de recolección de residuos, etc.) sobre la base de los picos máximos, es decir sobre la máxima ocupación teniendo en cuenta la población flotante.


Situación similar a la del espacio público sucede con los sistemas de soporte, las previsiones de los municipios en materia de acueducto o alcantarillado en sus planes de ordenamiento territorial en su mayoría se hacen sobre la base del crecimiento vegetativo de la población, pero para el caso de territorios con vocación turística estas previsiones se deben hacer sobre la base del crecimiento esperado de turistas, proyectos de alojamiento y parcelaciones. Esto con el fin de evitar problemas de abastecimiento y disposición de aguas.

 Conocer y gestionar los límites al crecimiento urbanístico.

En los planes de ordenamiento territorial los municipios proyectan el suelo urbano y de expansión urbana según el crecimiento esperado de la urbanización; estas proyecciones deben obedecer también al análisis histórico de licencias de construcción y subdivisión otorgadas para proyectos de parcelación ya que esto permitiría por un lado "adecuar los ritmos de ejecución de nuevos proyectos urbanísticos para extender en el tiempo los beneficios que sin duda genera a corto plazo la propia actividad de construcción, por un lado y, por otro, aproximar su velocidad a la capacidad de respuesta de la demanda para evitar los problemas derivados de la sobreoferta" (Deloitte - Exceltur, 2005) y poder garantizar la permanencia del destino en el tiempo.


 Gestionar adecuadamente los usos del suelo para hacer compatible con el espacio turístico y hacer uso de los instrumentos sectoriales con incidencia en el territorio.

La ley 300 de 1996, ley general de turismo y su posterior reforma ley 1558 de 2012 crean un instrumento que poco ha sido utilizado en la planificación territorial como son las zonas de desarrollo turístico prioritario, según el artículo 35 de la ley 1558.

De esta forma, uno de los mayores retos de la planeación territorial, es hacer compatible una ocupación extensiva y cada día más compleja, marcada por unos usos que comienzan a solaparse entre sí (el más claro es el residencial y el turístico), con la preservación de unos espacio turísticos que deben seguir siendo atractivos para los visitantes. Para ello los planes deben trabajar en la definición funcional de las diferentes áreas territoriales y su consecuente ordenación, respondiendo a su vocación turística, residencial, industrial, dotacional, etc. Y evitando duplicidad de usos que introduce disfuncionalidades y problemas para el desarrollo de las diferentes actividades, y no solo de las turísticas.
Otro instrumento sectorial y que se debe incorporar a la planeación territorial es la obligación de los administradores de los inmuebles sometidos al régimen de propiedad horizontal en los cuales se preste el servicio de vivienda turística, reportar al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la prestación de tal tipo de servicios en los inmuebles de la propiedad horizontal que administra, cuando estos no estén autorizados por los reglamentos para dicha destinación, o no se encuentren inscritos en el Registro Nacional de Turismo.

 Incluir el turismo como un uso del suelo independiente en los planes de ordenamiento territorial.

Los planes de ordenamiento actuales definen dentro de los usos para cada zona una combinación entre servicio, comercio, turismo y recreación. Teniendo en cuenta las características del turismo, es necesario que este sea un uso independiente y sobre todo no compatible con el uso residencial, ya que esto provocaría que" finalmente el mercado y no la lógica territorial de su funcionalidad y aportación al espacio turístico determine la construcción de un hotel o un bloque de viviendas".


 Prever la falta de tierras para la instalación de equipamiento público (plazas, parques, etc.) debido al crecimiento de la dinámica inmobiliaria y realizar una adecuada zonificación en el uso del suelo urbano, determinando áreas de uso 37 exclusivo residencial; de uso mixto: residencial, comercial y de servicios al turismo un sector destinado a la radicación de actividades de servicio, molestas o incompatibles con el uso residencial y funcionalmente vinculadas al área urbana (Grippo y Visciarelli, 2008).

 Generar impuesto predial diferencial en función del destino final del inmueble.

Según los impactos generado por el turismo, varios de ellos apunta a generar mayores cargas financieras al municipio en aras de garantizar la calidad del destino, por tanto el turismo es un sector con altas exigencias de infraestructura y paisajísticas que son asumidas por el sector público y esta a su vez recauda sus ingresos de los impuestos que paga la población, de esta forma el turismo termina generando una externalidad negativa a los habitantes, ya que estos deben asumir el costo de la competitividad turística.
Por tanto se ha planteado en otros países trabajar en torno a la diferenciación del impuesto predial en función del destino final del inmueble, por lo que los turísticos y especialmente las viviendas utilizadas o explotadas de forma estacional, deberían gravarse con un tipo superior a los utilizados como primera residencia de la población local (Deloitte - Exceltur, 2005).

 

4.2.2. Lineamientos en el ámbito de la planificación turística.

 Vincular las estrategias de desarrollo territorial con las estrategias de desarrollo turístico.

El desarrollo turístico no puede ser entendido como un desarrollo aislado del resto de la estructura funcional del municipio, el trabajo independiente entre la administración turística municipal y las secretarias de planeación, obras públicas o infraestructura no puede ser la constante, porque los problemas del turismo son problemas integrales que actualmente se están resolviendo con instrumentos sectoriales, de ahí el llamado a la comprensión y análisis del turismo desde el enfoque territorial.

Pero esta vinculación no puede ser tomando los planes de ordenamiento como fuente de información sino que la planificación turística le debe dar las orientaciones a la planificación territorial sobre las necesidades competitivas del sector.

Se debe avanzar en institucionalizar una participación más activa, formal y vinculante de los responsables públicos y equipos técnicos de la administración con competencias en turismo y los diversos colectivos que se vean afectados, en los procesos de ordenación del territorio, ya que el territorio es el principal recurso del turismo y su planificación y gestión uno de los instrumentos con mayor capacidad de actuación sobre la oferta turística, para asegurar su competitividad y sostenibilidad a medio plazo (Deloitte - Exceltur, 2005).


 Desconcentrar la oferta turística de los centros históricos y zonas urbanes.

Tal como se mencionó en el apartado de espacio público, parte de la solución a esta problemática de la concentración espacial de turistas está dada por una estrategia sectorial que es la diversificación de la oferta. Apoyar el desarrollo de emprendimientos turísticos alrededor de nuevos productos turísticos que permitan a los turistas salir del centro histórico y reconocer otros atractivos naturales o culturales localizados fuera de la zona o generar nuevos centros turísticos fuera del casco urbano.


 Establecer mecanismos que impulse a los empresarios a declarar sus actividades asociadas con el turismo.

En Colombia la ley 1101 de 2006, reglamento la contribución parafiscal para los prestadores de servicio turístico, casi 7 años después de su implementación, aún hay un gran número de empresas que no declaran su actividad y por tanto no contribuyen con dicho aporte, especialmente las viviendas turísticas quienes se han negado a ser consideradas prestadores de servicio turístico. Bajo este marco, los recursos para la financiación del turismo se comienzan a dilapidar. Así mismo los mecanismos de control desde los municipios para que estos negocios se inscriban son inexistentes. Por tanto es necesario trabajar en dos vías: primero reglamentar al interior de los municipios cual es el organismo encargado de controlar estos establecimientos y realizar la labor de inspección y vigilància: y la segunda, generar incentivos a la formalización desde los mismos municipios.


 Control de la capacidad de carga.

El turismo tiene cada día un papel más importante en la economía de las ciudades históricas; por ello es preciso tener en cuenta que, a partir de un determinado número de visitantes, diferente según la capacidad de acogida de las ciudades, los ingresos que genera no siempre compensa los costes que supone la conservación del patrimonio arquitectónico y cultural.

 

5. Conclusiones.


Con la investigación y el estudio de caso se concluye, que la implantación del turismo en el municipio de Santa fe de Antioquia encontró la oportunidad de desarrollo frente a un sector agrícola poco eficiente y de baja productividad. Esta situación se agrava aún más cuando la estrategia turística no se plasma en los planes de ordenamiento territorial ni se concreta en la normativa del plan los instrumentos para lograr el modelo de desarrollo turístico, sino que se abandona al devenir del mercado.


En los territorios en los cuales el turismo es una realidad como el municipio de Santa fe de Antioquia, es necesario concebirle como una actividad estructural ordenadora del territorio y trascender el espacio de la planificación sectorial a los planes de ordenación exclusivos de zonas turísticas. En muchos casos, como en el municipio de Santa fe de Antioquia la actividad turística no solo es un elemento mas del sistema territorial, sino que es el principal elemento a ordenar. Por esta razón en municipios con clara vocación turística la comprensión de los problemas territoriales debe partir por la comprensión del fenómeno turístico y sus impactos territoriales.


Con la experiencia española sobre impactos del turismo residencial, el municipio debe repensar el modelo turístico que se evidencia en este territorio asociado al desarrollo inmobiliario, ya que este modelo solo plantea beneficios en la primera fase donde son evidentes los efectos directos de la construcción sobre la renta y el empleo, vinculados en su mayor parte a la población local y su entorno directo de influencia, así mismo los beneficios de la comercialización y venta de dichos inmuebles generalmente se hacen de forma directa entre el propietario o inmobiliarias localizadas en el lugar de origen de los turistas por lo que tampoco hay beneficios en el proceso de comercialización.


6. Bibliografia.


Almirón, A. (2004). Turismo y espacio. Aportes para otra geografía del turismo. GEOUSP - Espaço e Tempo , 166-180.
Bejarano Martinez, E. S. (2009). Una geografía del turismo. Para la comprensión de la territorialización turística. 12 Encuentro de geográfos de América Latina. Montevideo. Montevideo.
Boullon, R. (2004). Planificación del Espacio turístico. Mexico: Trillas.
Deloitte - Exceltur. (2005). Impactos sobre el entorno, la economía y el empleo de los distintos modelos de desarrollo turístico del litoral mediterráneo español, Baleares y Canarias. Madrid.
Departamento de Antioquia & Escuela de Ingenieria de Antioquia. (2010). Revisión de Esquema de Ordenamiento territorial -EOT- del municipio de Santa fe de Antioquia. Medellín.
Donaire, J. A., Gonzalez Reverté, F., & Puertas Blázquez, J. (2005). Diseño de planes turísticos del territorio. En F. Gonzalez Reverté, & S. Antón Clavé, Planificación territorial del turismo (págs. 143-198). Barcelona: UOCMontañez, G. (1998). Espacio, territorio y región: conceptos básicos para un proyecto nacional. Cuadernos de geografía., VII (12), 120-144.
Echeverría Ramírez, M. C., & Rincón Patiño, A. (2000). Ciudad de territorialidades. Polémicas de Medellín. Medellin: Centro de Estudios del Hábitat Popular CEHAP.

Fernández Tabales, A. (2004). Turismo y ordenación del territorio. Quaderns de Política Econòmica, 7, 35-47.
Gómez Orea, D. (2008). Ordenación territorial. España: Mundi-prensa.
Grippo, Silvia B, & Visciarelli, Stella M. (2008). la accion territorializadora del turismo residenciado. urbano, 35-42.
Gobernacion de Antioquia-EIA. (2010). Estado del arte de los estudios sobre Santa fe de Antioquia.
Municipio de Santa fe de Antioquia. (2012). Plan de Desarrollo Municipal 2012-2015.
Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. (2010). Manual de Asistencia técnica para la planificación del turismo. Bogota.
Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. (2010). Metodologia para la elaboración del inventario de atractivos turísticos. Bogota.
Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. (2010). Manual para presentación de solicitudes de declaratoria de zonas francas. Bogota
Ministerio de Desarrollo Económico. (1998). Manual de descentralización turística. Bogota.

Perez Moreno, O. (2010). Procesos de crecimiento urbano asociados al turismo metropolitano en la interfase urbano-regional. Estudio de caso en los municipios de San Jerónimo, Sopetrán, Santa Fe de Antioquia y Olaya en el Occidente Antioqueño. Medellín.
Requejo Liberal, J. (12 de Enero de 2004). Comunidad Virtual de Gobernabilidad y Liderazgo. Recuperado el 30 de Enero de 2013, de http://www.gobernabilidad.cl/modules.php?name=News&file=article&sid=393.

Universidad Nacional de Colombia. (2006). Plan Director para la Ordenación Territorial del Área de Influencia de la Conexión Vial valle de Aburrá-Río Cauca en la Región del Occidente Antioqueño. Medellin.
Vera Rebollo, F., Lopez Palomeque, F., Marchena Gomez, M., & Anton Clavé, S. (1997). Análisis territorial del turismo. España: Ariel.
Vera Rebollo, F. (2006). Agua y modelos de desarrollo turístico: la necesidad de nuevos criterios para la gestión de los recursos. Boletín de la Asociación de Geográfos Españoles(42), 155-178.
Yacuzzi, E. (2010). Camino a la licenciatura. Recuperado el 26 de Noviembre de 2012, de http://caminoalalicenciatura.webnode.es/archivos/


 

Mejorando el programa de estudios de hospitalidad y turismo: un proyecto de investigación multifacético.

Mateo Estrella
Universidad de Cuenca
mateo.estrella@ucuenca.edu.ec
Ana Cueva
Universidad de Cuenca
Hubert B. Van Hoof
Penn State University

Resumen


Este estudio trata sobre un proceso de investigación multifacético llevado a cabo en la Facultad de Ciencias de la Hospitalidad de la Universidad de Cuenca (FCH), en la provincia del Azuay -Ecuador-. La FCH acoge actualmente a 612 alumnos de toda la región sur del país, e imparte las carreras de Turismo, Hotelería y Gastronomía. Este proyecto muestra en primera instancia una breve descripción del marco teórico, luego describe los diversos diseños de estudio y los distintos métodos de recolección de estudios aplicados en cada proyecto. Esta información conduce a la presentación de resultados donde se muestran los hallazgos más sobresalientes de las investigaciones; y, posteriormente, se presentan las conclusiones del estudio.

Palabras clave: Educación, motivación estudiantil, hotelería, turismo, Ecuador.


Summary

This study deals with a process of multifaceted research conducted at the School of Hospitality Sciences at the University of Cuenca (FCH), in the Azuay Province -Ecuador-. The FCH currently hosts 612 students from throughout the southern region of the country, and gives careers in Tourism, Hospitality and Gastronomy. This project shows at first a brief description of the theoretical framework, then describes the different study designs and different collection methods applied studies in each project. This information leads to the presentation of results where outstanding research findings are shown; and then the conclusions of the study are presented.


Keywords: Education, student motivation, hospitality, tourism, Ecuador.

 

1. Introducción.


La Facultad de Ciencias de la Hospitalidad (FCH) de la Universidad de Cuenca, provincia del Azuay – Ecuador, a través de su Núcleo de Investigación junto con la cooperación de Penn State University de Estados Unidos, vienen desarrollando desde octubre del 2012 el proyecto: "Mejora de la Motivación, Desarrollo Académico y Aspiraciones de Carrera de los Estudiantes", el cual consta de seis estudios de investigación. Este tiene la intención de investigar las opiniones tanto de los estudiantes como de las empresas del sector sobre el pensum académico de la Facultad de Ciencias de la Hospitalidad y otros temas relacionados.


Algunos estudios han empleado modelos de investigaciones realizadas a nivel internacional en el pasado, otros se llevan a cabo simultáneamente durante el año académico 2012-2013 en Estados Unidos y Ecuador, y un estudio ha sido desarrollado y ejecutado de forma original entre los representantes de las industrias de hospitalidad y turismo. Todos los estudios proporcionan información acerca del comportamiento de los estudiantes de la FCH, sus percepciones, motivaciones y sus aspiraciones de carrera, al igual que el punto de vista del sector empresarial en cuanto a la actual formación de los potenciales profesionales y su criterio en cuanto a los programas de estudios en Hotelería, Gastronomía y Turismo. Los estudios emplearon diversos métodos de análisis y recolección de datos de acuerdo a la naturaleza de cada caso. La información obtenida es de beneficio para la FCH, la Universidad de Cuenca, y las empresas; pues la misma que podría servir de ayuda para el mejoramiento de la calidad de la educación superior en el Ecuador, brindar mayor conexión entre los graduados y las necesidades de las empresas de hospitalidad y turismo y generar información base para llevar a cabo futuros proyectos de investigación. El diseño del proyecto y la ejecución de los estudios individuales también pueden ser un modelo a seguir en algunas universidades en países en vías de desarrollo de América Latina.


2. Marco teórico.


Los programas de Hospitalidad y de Turismo en las universidades de Estados Unidos y en Europa tienden a estar muy bien informados acerca de las necesidades de las empresas a las que sirven. Escuchan con atención sus ideas y piden consejos a cuerpos asesores provenientes de las empresas para evaluar sus programas de estudio. Los directivos universitarios observan las últimas tendencias de consumo a través de la investigación y la interacción con las empresas, y luego incorporan estas tendencias en sus programas de estudios en la medida que sea posible. La mayoría de los programas se hacen responsables de las empresas de una forma u otra, y examinan y revisan sus créditos en base a la retroalimentación regular de las empresas. Además, la mayoría de miembros cuentan con experiencia laboral y muchos han llevado a cabo investigación en base a la industria.

Las mismas obligaciones aplican a los programas académicos de Hospitalidad y Turismo en América Latina. Ellos usan los mismos principios académicos para tratar de forjar el pensamiento de sus estudiantes, hacer de ellos buenos ciudadanos y prepararlos para el futuro. Sin embargo, ellos no tienen un sistema formalizado de "educación liberal", como las universidades de los Estados Unidos, ni tienen la misma relación cercana entre universidad y empresa que existe en otras partes del mundo. Sin embargo, los principios educacionales son los mismos.
Numerosos estudios se han realizado en cuanto a las investigaciones académicas fuera del Ecuador, incluyendo la gestión de hospitalidad y la gestión del turismo. Existen exploraciones en cuanto a la motivación de los estudiantes y la percepción de los alumnos sobre sus planes de estudio (Van Hoof y Verbeeten, 2013; Van Hoof, 2013). En los campos de hotelería, gastronomía y turismo, así como en muchas otras disciplinas aplicadas, la investigación también se ha emprendido en cuanto a las percepciones de la industria sobre los programas académicos y muchos programas han utilizado esta entrada para ajustar sus planes de estudio con el fin de compaginar mejor las necesidades de industria y los programas académicos que se ofrecen (Pawlowska, 2011; Aguiló, 1999; Chi y Gursoy, 2009). Un mejor ajuste entre las necesidades de la industria y las necesidades de los estudiantes, forman a personas que están mejor preparadas para futuros puestos de trabajo, y preparan a alumnos de alto rendimiento para un programa educativo, mejorando así su reputación en la industria y el mundo académico en general.
Las implicaciones teóricas sobre los estudios aquí presentados son numerosas también. En primer lugar, no hay información disponible acerca de las percepciones de estudiantes ecuatorianos, tampoco opiniones de las empresas de hospitalidad ni de la industria del turismo nacionales. En segundo lugar, mediante la colaboración con los colegas en el extranjero, que han realizado o van a realizar estudios similares al mismo tiempo, los estudios proporcionarán información importante sobre las diferencias culturales entre las sociedades individualistas, como Estados Unidos y las sociedades colectivistas, como Ecuador por ejemplo.
En Ecuador muy poca investigación se ha hecho en estas áreas, y, hasta donde sabemos, no se han realizado investigaciones en ninguna de las áreas que el proyecto ha identificado. La hospitalidad y el campo del turismo aquí son áreas aplicadas que aún no han sido conocidas por las investigaciones realizadas; y por lo tanto, las aportaciones que este proyecto hace son considerables al ser únicas en su tipo.

Por último, los resultados de estos estudios se pueden difundir de forma autónoma en los idiomas inglés y español, y también como parte de comparaciones internacionales interculturales. Adicionalmente, estos pueden servir como ejemplo y como base para estudios nacionales e internacionales. Si bien estos estudios analizan la motivación del estudiante en los campos del turismo y la hospitalidad, estudios posteriores se pueden duplicar en otras disciplinas en el Ecuador o en otros contextos, lo que abre las puertas y permite colegas en otras áreas puedan también participar en el ámbito de la investigación.

 

3. Objetivos.


- Medir la percepción de los estudiantes acerca de su programa académico, su futuro laboral, sus conductas de cumplimiento de lectura y sus prácticas.
- Diseñar diferentes intervenciones en base a los resultados para mejorar la motivación y conductas de estudio de los estudiantes en las diferentes carreras en una etapa posterior.
- Investigar la comparación de las opiniones de los estudiantes en tres diferentes carreras para determinar si alguna de las diferencias observadas de opinión son importantes.
- Dar seguimiento a comparaciones interculturales con la intención específica de confrontar las percepciones y comportamientos de los estudiantes en las diferentes culturas, contribuyendo no solo a la literatura sobre las diferencias culturales, sino también a la literatura en la enseñanza y en hospitalidad.
- Medir la percepción de la industria acerca de los programas de estudio de Hotelería, Turismo y Gastronomía.
- Evaluar finalmente la percepción de los estudiantes entrantes y salientes de la Universidad al viajar al extranjero.
- Incorporar múltiples opiniones recogidas y analizadas de las empresas para modificar el plan de estudios de la Facultad de Ciencias de Hospitalidad, de manera que compaginen mejor la realidad académica y las expectativas de la industria.


4. Metodología.


Como se mencionó anteriormente, esta investigación se radica en la Facultad de Ciencias de la Hospitalidad (FCH) de la Universidad de Cuenca, institución que cuenta con 13.307 estudiantes. Ya que esta exploración comprende de seis estudios individuales, a continuación se realizará una síntesis de cada uno de ellos, presentando los tópicos de forma separada, su diseño, métodos de recolección de datos y métodos de análisis. De acuerdo a la naturaleza de cada uno de los proyectos de investigación se ha requerido la participación activa del personal docente, administrativo y estudiantado, durante las fases de diseño, planificación y ejecución. Para ello la Facultad de Ciencias de la Hospitalidad, que educa a 612 estudiantes, creó su Núcleo de Investigación. Mediante reuniones periódicas, orientación y dirección externa por parte de un Becario Prometeo, se han podido obtener varios resultados y también dar seguimiento a los estudios. Cabe mencionar que como primer paso se instigó a la traducción de algunos de los estudios que originalmente habían sido aplicados en Estados Unidos al idioma español, para garantizar que las preguntas sean claras y comparables en los dos idiomas. En todos los casos se realizaron estudios piloto para asegurar la validez de los instrumentos de investigación.

- Comportamiento de lectura de los estudiantes.

A través de una encuesta realizada a 858 estudiantes de las Universidades de Cuenca y del Azuay en diciembre 2012, este estudio permite conocer y comparar los hábitos y preparación de lectura de los estudiantes para sus clases. Además, enfoca los principales problemas que afectan a los alumnos en el cumplimiento de las lecturas asignadas. Para su desarrollo se empleó el método de recolección cuantitativo a través de una encuesta a todos los estudiantes matriculados en la FCH durante el segundo semestre del 2012. Tras la recolección de la información, los resultados fueron tabulados utilizando Microsoft Excel y analizados mediante el software de análisis estadístico SPSS, sus resultados fueron usados para interpretación. El objetivo primario del estudio es principalmente descriptivo, pero las comparaciones establecidas permiten determinar si existen diferencias significativas de opinión y comportamiento entre los estudiantes de las carreras de Hotelería, Gastronomía y Turismo, y de diferentes géneros, edades y procedencias, utilizando diversas herramientas estadísticas como pruebas T y ANOVA.

- Cambio, abandono y aspiraciones de carrera en la industria de hospitalidad.

Este estudio fue diseñado y ejecutado con la colaboración de un estudiante de doctorado de la Escuela de Administración Hotelera de Penn State University. Por medio de la teoría fundamentada, un medio usado a menudo para el análisis de datos cualitativos, el proyecto determina cómo la orientación cultural modera el efecto de las expectativas de los estudiantes en: su carrera, el compromiso profesional, la satisfacción laboral y el conflicto trabajo-familia; en porcentajes de cambios de carrera, abandono y ubicación de puestos laborales. Para este fin se tomó como universo a los estudiantes que cursaban el curso de graduación (32 personas), de los cuales dieciséis asistieron a las entrevistas durante dos semanas al final del año 2012. Esta investigación describe la recopilación de datos y el proceso de análisis, previo a presentar los resultados y un "perfil del estudiante". La investigación concluye con las implicaciones para la educación profesional de la Hospitalidad en el ámbito universitario y, ofrece sugerencias para futuras investigaciones (McGinley, et. al, 2013).

- Percepciones de los estudiantes sobre las prácticas de Hospitalidad y Turismo.

Esta iniciativa toma como referencia a un estudio que se llevó a cabo en la Universidad Politécnica de Hong Kong durante el 2012, y presenta un análisis cualitativo realizado entre estudiantes ecuatorianos de las carreras de la Facultad de Hospitalidad para indagar sobre sus percepciones de las prácticas como un componente obligatorio de su programa de estudios. A través de varias entrevistas grupales, se investigaron las opiniones de estudiantes sobre sus experiencias: antes, durante y después de sus pasantías. Cuatro grupos de entrevistas fueron conducidos en un período de dos semanas del mes de diciembre del 2012 con alumnos de niveles medios y avanzados que habían concluido sus prácticas pre profesionales. Al término de la transcripción de datos, se analizó la información transcrita por cada pregunta y por cada categoría (las preguntas fueron agrupadas en tres categorías: experiencias y percepciones antes, durante y después de la experiencia de prácticas). Ellas identificaron tendencias dominantes y temas en las respuestas, cada una de manera independiente; y luego compararon y resumieron sus observaciones durante una serie de tres encuentros.

- Percepciones de los estudiantes sobre el programa de estudios.

Esta exploración se basa en un artículo existente llevado a cabo por School of Hospitality Management of Penn State University en la primavera del 2012, bajo la orientación del Director del proyecto. Esta investigación de carácter anual, se realiza a todos los estudiantes de los últimos niveles de la carrera acerca de los programas de estudio en Hotelería, Turismo y Gastronomía y parte de una encuesta en el primer trimestre del 2013 dentro de la FCH. Tras la recolección de los datos, los resultados serán tabulados anualmente utilizando Microsoft Excel y analizados utilizando el software de análisis estadístico SPSS. A continuación se realizará la interpretación de datos, se emplearán los resultados del análisis SPSS, y se extraerán las conclusiones. La intención del estudio es principalmente descriptivo, sin embargo, las comparaciones se harán también, para determinar si existen diferencias significativas de opinión entre los estudiantes de las tres carrera, y de diferente sexo, edad y antecedentes académicos o personales, utilizando diversas herramientas estadísticas tales como las pruebas T y ANOVA.

- Percepciones de la Industria sobre los programas académicos de Hotelería, Turismo y Gastronomía.

Para fortalecer a uno de los pilares fundamentales de este estudio, se diseñó un proceso de investigación que determine las percepciones de la industria sobre el valor de los programas de estudio de Hotelería, Gastronomía y Turismo y, el valor de las pasantías y la preparación de los estudiantes para puestos administrativos. Mediante un estudio cualitativo a través de grupos focales en las tres principales ciudades del Ecuador: Cuenca, Quito y Guayaquil en el primer semestre del 2013, se han obtenido las opiniones de los principales actores de cada sector. Estas ayudarán a definir el perfil del profesional egresado de la Facultad de Hospitalidad, que los sectores público y privado actualmente necesitan.

- Percepciones de los estudiantes sobre los programas académicos en el extranjero.

La investigación trata sobre el análisis de las motivaciones, percepciones y experiencias de los estudiantes que salen de la Universidad de Cuenca, o que llegan a ella para a realizar un programa de estudios internacionales. Mediante la aplicación de encuestas durante el segundo semestre del 2013, el estudio muestra las opiniones de los estudiantes sobre sus experiencias personales y académicas, el desempeño de los representantes de las oficinas internacionales de las universidades anfitrionas y las sugerencias de los estudiantes para futuros postulantes. Así también, se tratan las situaciones de conflicto experimentadas por el estudiantado en sus programas de estudios en el extranjero. Se estima que los resultados ratificarán el valor del aprendizaje intercultural en la educación de los universitarios para entender mejor y enfrentar a un mundo globalizado.

 

5. Resultados obtenidos.


Como se mencionó inicialmente, el propósito de este proyecto de investigación abarca varios estudios destinados a comprender las percepciones de los estudiantes de los distintos componentes de su programa académico como: el plan de estudios, las prácticas, sus perspectivas y aspiraciones de carrera, sus comportamientos de lectura y sus experiencias académicas en el extranjero. Además pretende conocer lo que piensan los representantes de la industria acerca de los planes de estudio de los tres programas: Hotelería, Gastronomía y Turismo, y cómo se valoran las titulaciones en estas carreras. Tras nueve meses de trabajo desde el inicio de este proyecto, se han obtenido resultados de las investigaciones, los mismos que se reflejan en el desarrollo y publicación de artículos en revistas indexadas, y en la proporción de valiosa información para el proceso de planificación estratégica en la Facultad de Ciencias de la Hospitalidad. Estos se presentan a continuación:

- Comportamiento de lectura de los estudiantes.

Como lo muestra la tabla 1, el estudio se basó en una muestra de 858 estudiantes, siendo estos 487 alumnos de la Universidad del Azuay (UDA) (56,9%), y 371 (43,2%) alumnos de la Universidad de Cuenca (UC). La participación de las mujeres fue destacada (614 que representan el 71,7%), con relación a la de los varones (242 que representan el 28,3%). De los encuestados, el 50,6% tenían menos de veinte años de edad, y el 49,4% eran estudiantes mayores de veinte años (Ver Tabla 1).

Tabla 1. Datos demográficos de los estudiantes.

Fuente: Elaboración propia (2012).


El estudio encontró que los estudiantes de ambas universidades leen poco: un promedio de menos de 5.9 horas a la semana dedicados a las tareas del curso, esto contrasta en comparación a los comportamientos de lectura de los estudiantes de las universidades en Estados Unidos (Van Hoof, 2013). En el sistema de educación superior de Estados Unidos, las universidades asumen normalmente que los estudiantes dedican por lo menos una hora de lectura y de estudios en casa, por cada hora que pasan en clase. Se espera que un estudiante que toma un semestre regular de clases con carga horaria de quince créditos, dedique por lo menos un monto igual a quince horas en la lectura y la preparación para clases. Los datos recientes de una encuesta (de Vise, 2012), apoyan esta conjetura, pero también enfatizan que la lectura y la preparación de clases han declinado considerablemente en ese país. En el estudio ecuatoriano cuando se les preguntó sobre la frecuencia del cumplimiento de sus tareas de lectura, la gran mayoría informó que las completaron "la mayoría del tiempo" (62,4%), o "siempre" (16,1%). Un 19,3% indicó que "rara vez" completaba sus lecturas y 2,2% dijo que "nunca" había terminado sus tareas. Sin embargo, a pesar de este bajo número, la gran mayoría de los estudiantes indicaron que completaron sus tareas de lectura la mayor parte del tiempo (62.4%). En general, los estudiantes no se sienten sobrecargados por sus tareas, sin embargo no las completan (ver tabla 2). La principal razón es porque estas no se discutieron en clase (44.9%) y los exámenes no se basaron en sus tareas de lectura.

Tabla 2. Comportamientos y preferencias de lectura de los estudiantes.

Fuente: Elaboración propia (2012).


Claramente, los encuestados afirmaron que si no existía una evaluación o un aporte evidente entre las tareas de lectura y lo enseñado en el aula, no estaban motivados para leer (ver tabla 3). Aunque hubo algunos focos de disidencia, los estudiantes generalmente se mostraron conscientes del valor y la importancia de sus tareas de lectura. La mayoría de encuestados (55.8%) estuvo de acuerdo en que las tareas de lectura les ayudaron a entender mejor el contenido de la clase y para obtención de mejores calificaciones. Afirmaron que las lecturas les ayudaron a convertirse en mejores profesionales y mejores personas y que eran importantes para comprender el contenido del curso y de las discusiones en clase. Menos del 30% de los encuestados declaró que no ven los beneficios de completar sus lecturas. Una pequeña mayoría de los encuestados expresaron que necesitaban ayuda en la mejora de sus comportamientos de lectura. En esos casos (ver tablas 4 y 5), los estudiantes eran más propensos a acudir a la familia, amigos, un centro de ayuda estudiantil o compañeros de sus profesores, los expertos en el tema (Pacheco et al., 2013; Van Hoof et al., 2013).

Tabla 3. Razones porqué los estudiantes no terminan sus tareas de lectura.

Fuente: Elaboración propia (2012).

Tabla 4. Razones por las cuales es más probable que los estudiantes terminen sus tareas de lectura.

Fuente: Elaboración propia (2012).


Tabla 5. Opiniones de los estudiantes sobre sus tareas de lectura.

Fuente: Elaboración propia (2012).

Futuros estudios buscarán investigar no solo las opiniones de los docentes sobre los comportamientos de lectura de los estudiantes, pero también los comportamientos de lectura de los docentes para determinar si existe una relación entre aquellos comportamientos y los de los estudiantes. Además, los comportamientos de lectura de los estudiantes ecuatorianos serán comparados con los comportamientos de lectura de estudiantes en los Estados Unidos en un diseño de estudio multicultural, y estudios adicionales indagarán en el diseño de intervenciones que puedan influenciar exitosamente el cumplimiento de lectura de los estudiantes.

- Cambio, abandono y aspiraciones de carrera en la industria de hospitalidad.

La atracción inicial de los estudiantes al campo de estudio ya sea Hotelería, Gastronomía o Turismo, se origina generalmente por los siguientes factores dominantes: que los estudiantes los consideran como "áreas nuevas de estudio"; los estudiantes también pueden contar con alguna experiencia laboral directa con el sector, o una exposición indirecta al sector empresarial a través de familia y amigos. Uno de los aspectos más relevantes que influye en la toma de decisión de los estudiantes para seguir una carrera es el apoyo de sus familias. Desafortunadamente, los estudiantes sintieron que la opinión del público en general sobre el sector - y por ende su elección de carrera - es baja y a veces despectiva.

En sus aspiraciones para llegar a ser exitosos, los estudiantes manifestaron tener una perspectiva realista del sector empresarial que escogen: ellos se dieron cuenta que el trabajo en esta área puede tener much presión y estrés, que este implica largas jornadas, arduas labores con una clientela exigente, y que podrían generar algunos conflictos entre la vida laboral y personal, a lo largo del camino. Muchos de ellos se dieron cuenta que la elección de un (a) compañero(a) de vida, o de un(a) esposo(a) que los(as) ayude y que sea comprensivo(a), era muy importante en este sentido. Las aspiraciones de carrera a largo plazo de los estudiantes son permanecer dentro de una compañía que tenga una buena imagen empresarial y que les ofrezcan un trabajo con características de excelencia, durante un largo tiempo y formar una vida de carrera laboral con la primera compañía que los contratara, al finalizar la universidad. Aquella empresa no debería destacarse solamente por su remuneración, sino también por brindar un ambiente de trabajo postitivo y de compañerismo. Este hallazgo fue contradictorio a las observaciones de estudiantes similares y ejecutivos del sector empresarial en otros países, donde la fidelidad hacia la empresa y la marca son bajas y el cambiar de lugares de trabajo y de compañías es muy común entre gerentes de la hospitalidad. Lo que también fue sorprendente, fue que una gran mayoría de encuestados deseaban ser propietarios de negocios independientes. Esto es algo relativamente poco usual en otras culturas, en las cuales los estudiantes se ven a sí mismos creciendo en cargos ejecutivos de una compañía, como: directores corporativos y vice-presidentes, antes que ser propietarios de negocios independientes.

Los estudiantes de Hospitalidad y Turismo, ingresan a sus programas de estudio con una definición de aspiraciones de carrera relativamente buena, pero muchos de ellos también dejan el sector durante los primeros años de trabajo. Una información clara y honesta sobre lo que un empleo en la actividad turística, hotelera y gastronómica significa y el tiempo que se toma para alcanzar una mejor posición, ayudará a los nuevos gerentes a lidiar con un ambiente de trabajo estresante. A su vez, esta honestidad podría mitigar las desilusiones y tal vez reducir el número de personas que dejan frustradas el sector. Lo mismo sucede al considerar a recién graduados para un nivel de gestión más alto o un puesto de supervisión, no porque ellos ya tengan toda la experiencia requerida sino porque tienen potencial y es necesario mantener a estos jóvenes empleados altamente calificados y motivados. Muchos graduados dejan el sector luego de pocos años porque trabajan en puestos que no necesitan un título universitario y porque se sienten atascados en puestos con pocas oportunidades para crecer (McGinley et al., 2013).


Futuros estudios investigarán sobre comparaciones multiculturales y esperan dar seguimiento a las opiniones de los estudiantes con el tiempo.

Los estudiantes de Hospitalidad y Turismo, ingresan a sus programas de estudio con una definición de aspiraciones de carrera relativamente buena, pero muchos de ellos también dejan el sector durante los primeros años de trabajo. Una información clara y honesta sobre lo que un empleo en la actividad turística, hotelera y gastronómica significa y el tiempo que se toma para alcanzar una mejor posición, ayudará a los nuevos gerentes a lidiar con un ambiente de trabajo estresante. A su vez, esta honestidad podría mitigar las desilusiones y tal vez reducir el número de personas que dejan frustradas el sector. Lo mismo sucede al considerar a recién graduados para un nivel de gestión más alto o un puesto de supervisión, no porque ellos ya tengan toda la experiencia requerida sino porque tienen potencial y es necesario mantener a estos jóvenes empleados altamente calificados y motivados. Muchos graduados dejan el sector luego de pocos años porque trabajan en puestos que no necesitan un título universitario y porque se sienten atascados en puestos con pocas oportunidades para crecer (McGinley et al., 2013).

Futuros estudios investigarán sobre comparaciones multiculturales y esperan dar seguimiento a las opiniones de los estudiantes con el tiempo.

- Percepciones de los estudiantes sobre las prácticas de Hospitalidad y Turismo.

Dentro de esta investigación se identificaron a tres partes interesadas en el proceso de prácticas: los estudiantes, el sector, y los programas académicos. Para los estudiantes, las prácticas ayudan a cerrar la brecha entre la teoría impartida en clase y la práctica, ofrecen una exposición a situaciones de la vida real del sector y ayudan a la toma de decisiones de futuras carreras profesionales. Las prácticas pueden beneficiar a los programas académicos mediante: el fortalecimiento de sus vínculos con el sector, el mejoramiento de su reputación, y en la creación de oportunidades potenciales de investigación para el cuerpo docente.. Para la industria, las prácticas fueron identificadas como un medio para cultivar un equipo de futuros talentos y como una manera de seleccionar e incrementar contrataciones futuras. Por ser el primero de su tipo en el contexto latinoamericano, este estudio confirmó que los resultados más dominantes en la literatura sobre el tópico están en otras regiones. Del estudio se desprendió que los estudiantes se sienten desilusionados con la experiencia obtenida en las prácticas pre-profesionales porque sienten que están mal informados, se sienten mal "utilizados", hay una desconexión entre la teoría dictada en el aula y la práctica en el sector y, sobre todo, sus expectativas no se cumplen.

Un enfoque de gestión global de las prácticas, que permita la interrelación con actores nacionales, regionales e internacionales en múltiples áreas de la Hospitalidad podría ser una alternativa conveniente para el futuro desempeño laboral de los potenciales profesionales. Así también, redistribución horaria de ciertos tipos de prácticas conforme al perfil del egresado, la implementación de infraestructura de calidad acorde con las necesidades de las carreras, en especial de Hotelería y Gastronomía; al igual que la multiplicación de alianzas y convenios con los sectores público – privado y, mayor seguimiento durante las prácticas, fueron las principales reformas sugeridas en las entrevistas grupales (Fernández et al., 2013).


Como seguimiento a esta indagación, actualmente se lleva a cabo un estudio con la finalidad de conocer las percepciones y experiencias de las instituciones de educación superior del Ecuador que imparten las carreras de Gastronomía, Hotelería y Turismo, respecto a las prácticas pre-profesionales de los estudiantes. Será enviado para su publicación en el primer trimestre del 2014.

- Percepciones de los estudiantes sobre el programa de estudios.

Esta investigación tiene el carácter de ser bianual, a fin de poder establecer datos comparativos entre las opiniones de los estudiantes de los cursos de graduación de las carreras de Hotelería, Gastronomía y Turismo por lo cual, la primera recolección de información se realizó en julio del 2013 a un total de 31 estudiantes. Una segunda recolección de datos se efectuará a la culminación del ciclo académico en diciembre 2013. A continuación se llevará el análisis de resultados, lo cual facilitaría que este estudio sea enviado para su publicación en el segundo trimestre del 2014. Los resultados de este estudio no solo serán usados para propósitos de publicación, pero también ofrecerán al programa de la facultad y a los administradores, información sobre el pensum de estudios que puede formar la base para el rediseño del currículo y planeación estratégica

- Percepciones de la industria sobre los programas académicos de Hotelería, Turismo y Gastronomía.

Este estudio se enfoca en las percepciones de ejecutivos y gerentes de los sectores empresariales de Hotelería, Turismo y Gastronomía de las tres ciudades principales del país: Quito, Guayaquil y Cuenca. Los resultados preliminares muestran que a pesar de existir diferencias de opinión, los ejecutivos identifican dentro del perfil del graduado ideal algunas características como: orientación al servicio, experiencia laboral, fuertes habilidades técnicas y un excelente manejo del idioma inglés. Los representantes de la industria ratificaron el valor de un título universitario y el contenido de los programas académicos; identificaron múltiples deficiencias en las ofertas académicas y ofrecen valiosas sugerencias para el crecimiento y mejora de los programas educativos. El estudio será enviado para publicación en el último trimestre del 2013.

- Percepciones de los estudiantes sobre los programas académicos en el extranjero.

El diseño de esta exploración arrancó a inicios del verano del 2013, y se encuentra en fase de desarrollo. Para la obtención de datos se trabaja de la mano con la Oficina de Relaciones Internacionales y con el Departamento de Idiomas de la Universidad de Cuenca. En una última etapa, los resultados de este análisis inicial pueden ser usados en diseños longitudinales, en comparación con opiniones de estudiantes de otras universidades a nivel nacional e internacional, y en esfuerzos para mejorar las experiencias de estudios internacionales de los estudiantes. Este estudio será enviado para su publicación en el último semestre del 2013.


6. Limitaciones.


Los resultados obtenidos a través de esta investigación sirven para orientar al lector sobre las motivaciones, aspiraciones y desarrollo de carrera de los estudiantes de Hospitalidad y Turismo dentro de un contexto y una realidad específica, sin necesariamente presentar la generalidad de los comportamientos de todos los estudiantes de la ciudad, región, país o continente. Dado a que la investigación dentro del área de Hospitalidad y Turismo en el Ecuador se encuentra en fase incipiente, se creyó conveniente el uso de métodos de recolección cualitativos y cuantitativos que no requieran mayor complejidad, y que faciliten presentar una perspectiva general sobre el pensamiento de los estudiantes de una de las universidades del país. Si bien es cierto, no existe un análisis minucioso sobre el trasfondo y las implicaciones del pensamiento del estudiantado, una recolección similar y un análisis con métodos semejantes, pueden ser aplicados también en otros campos de estudio o en otros contextos en países en vías de desarrollo en los cuales la investigación requiera ser impulsada.

 

7. Conclusiones.

 

La aplicación de tres proyectos de investigación con la colaboración de docentes, personal administrativo y el alumnado permitió conocer las opiniones de los estudiantes de la Facultad de Hospitalidad de la Universidad de Cuenca, provincia del Azuay - Ecuador, en cuanto a sus comportamientos de lectura, motivación, desarrollo académico y aspiraciones de carrera y las prácticas. Además, ha favorecido para el desarrollo de investigaciones sobre las opiniones de la industria y de los estudiantes respecto al programa de estudios, además de las experiencias de los estudiantes sobre los programas académicos en el extranjero. Las diferentes perspectivas de los estudiantes entrevistados y encuestados indican que a ellos se les podrían asignar más materiales de lectura para sus clases, siempre y cuando los docentes se aseguren que las lecturas de los estudiantes van a ser evaluadas y/o discutidas, sean relevantes para el curso y están en el formato que los estudiantes prefieren. En cuanto a los gustos de los estudiantes, ellos prefieren leer los capítulos de textos guías, antes que los estudios de caso, artículos en revistas académicas o artículos de prensa. El material de lectura en línea no es de su interés. Con esta información los profesores podrían pensar en diferentes iniciativas para el evaluar a sus alumnos.


En cuanto a las aspiraciones de carrera y las prácticas, se evidenció que los estudiantes se sintieron frustrados cuando no se les facilitó información completa, actualizada y veraz tanto antes, durante y después de la carrera. Estos datos pueden ser usados por los programas de estudios para asegurarse que están canalizando honestamente la información sobre el aprendizaje en los sectores de Turismo y de Hospitalidad. Ellos también pueden mejorar la educación de los alumnos al vincularlos con las demandas del sector y al enseñarles materiales de curso exigentes, mientras que se van ajustando a altos estándares profesionales. Mediante la incorporación de horas de prácticas en los programas de estudios, ellos pueden reducir la brecha entre la teoría impartida en clase y la aplicación de conocimientos, exponer a sus alumnos a situaciones de la vida real del sector y facilitarles la toma de decisiones con respecto a futuras carreras profesionales. En este sentido, las prácticas fortalecen los vínculos de los programas académicos, mejoran su reputación, y abren puertas hacia la investigación en distintos temas. El diario vivir de los estudiantes en el mundo empresarial, les ayudará a comprender al valor de la tolerancia, la cautela, el profesionalismo, la puntualidad y persistencia. Así mismo, los profesores deberían demandar aquellos mismos estándares de sus estudiantes y exhibir esas mismas cualidades en sus comportamientos personales y profesionales. Las clases deberían empezar y terminar a tiempo, las tareas deberían ser enviadas a tiempo, presentadas profesionalmente y los estándares de desarrollo no deberían demandar nada menos que la excelencia. El (La) profesor(a) debería ser un modelo de rol en su comportamiento y en sus actitudes tanto internas como externas en clase, y ejemplificar lo que es la industria. Solo entonces, los estudiantes entenderán lo que significa ser un profesional de la hospitalidad, y solo así se reconocerán y premiarán sus aspiraciones, y se respetará al campo de estudio como se respeta a cualquier otro. Lo que aplica a la educación profesional (de Hospitalidad y Turismo), aplica a cualquier otra área educativa: las motivaciones de los estudiantes y las aspiraciones de carrera pueden cambiar, los programas de estudio pueden diferir, pero un conjunto común de principios aplicados de excelencia beneficiarán a cualquier estudiante en cualquier campo de estudio. Los profesores deberían "aplicar lo que dicen" y ejemplificar en sus comportamientos y expectativas lo que enseñan a sus estudiantes (Van Hoof, et al., 2013).


El trabajo aquí presentado y la información que utiliza, pueden servir de ejemplo para otros programas académicos de instituciones de educación superior locales, nacionales o de América Latina que cuenten con gestores y docentes especializados en distintas áreas, sin importar su experiencia en el campo de investigación. Por esta razón no se ve impedimento para que otros catedráticos de otras áreas u otros contextos puedan generar nuevas propuestas. Además, esta información puede ser una herramienta base para el desarrollo de planes estratégicos, y podría motivar a que se extiendan las asociaciones y alianzas dentro del campo académico, mismas que a su vez facilitarían la apertura de horizontes y experiencias internacionales.

 

8. Bibliografía.


Aguilo Pérez, E. (1999). "Consideraciones en Torno a los Trabajos y Investigaciones sobre Calidad en la Formación Turística", Cuadernos de Turismo, 4, 7-19.
Chi, C. y Gursoy, D. (2009) "How to Help Graduates Secure Better Jobs?", International Journal of Contemporary Hospitality Management, 21(3), 308-322.
DeVise, Daniel (2012) Is college too easy? As study time falls, debate rises. Washington Post, May 21, 2012.
Fernández, L., et al. (2013). Percepciones de los Estudiantes sobre las prácticas como parte del programa de estudios de la hospitalidad: Un Estudio Cualitativo. Enviado para publicación. El Periplo Sustentable: Revista de la Universidad Autonomía del Estado de México.

McGinley, S., et al. (2013). Aplicación de la Teoría Fundamentada en la Evaluación de las Aspiraciones de Carrera de los Estudiantes: Un Estudio de Caso. Aceptado para publicación. Pucara-Revista de Humanidades.
Pacheco, F., et al. (2013). ¿Leen Nuestros Estudiantes? Una Investigación de los Comportamientos de Lectura en la Universidad del Azuay. Aceptado para publicación. Coloquio – Revista de la Universidad de Azuay.
Pawlowska, E. (2011) El turismo académico. Un análisis económico para el caso de Galicia. Una tesis realizada en el Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela, previo la obtención del título de Doctor en Economía con mención <<Doctor Europeus>>. Santiago de Compostela – Galicia.
Van Hoof, H.B., et al. (2013). Comportamientos de Lectura de los Estudiantes y Preferencias en las Universidades Públicas y Privadas en el Ecuador. Un estudio comparativo. Maskana-Revista Cientifica 4(1), 1-16.
Van Hoof, H.B, et al (2013). Ecuador's System of Higher Education in Times of Change. Aceptado para publicación. Journal of Hispanic Higher Education.
Van Hoof, Hubert B. y Verbeeten, Maria J. (2013). Toward the Hospitality Management Curriculum of the Future. Aceptado para publicación. Cuatro Sentidos-Revista Científica y Cultural.
Van Hoof, Hubert B. (2013). The Prometeo Grant Program: Observations from a Viejo Sabio. Aceptado para publicación. Cuatro Sentidos-Revista Cientifica y Cultural.


 

LA ALIANZA DEL PACÍFICO, LOS ACUERDOS COMERCIALES Y EL TURISMO

Daniel Meyer Krumholz
Universidad Andrés Bello
dmeyer@unab.cl

Resumen

La Alianza del Pacífico es una nueva generación de acuerdo comercial que pretende profundizar el mayor progreso social y desarrollo económico de los países que la componen, por medio de la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, lo que podría ayudar de manera importante a la liberalización del comercio de los servicios turísticos entre Chile, Perú, Colombia y México, y posteriormente con otros países. Sin embargo, a pesar de los avances que se han registrado en los diversos acuerdos comerciales entre países del hemisferio occidental, aún subsisten barreras y obstáculos a la liberalización del comercio de los servicios, y de los servicios turísticos, que serán analizados y evaluados, y que justamente los objetivos centrales de la Alianza del Pacífico podrían ayudar a superar.


Palabras claves: Integración Económica, Acuerdos Comerciales, Liberalización del Comercio, Turismo.


Summary

Pacific Partnership is a new generation trade agreement that aims to deepen the largest social progress and economic development of the countries that compose it, by the free movement of goods, services, capital and people, which could help significantly liberalization of trade in tourism services between Chile, Peru, Colombia and Mexico, and later with other countries. However, despite the advances that have occurred in the various trade agreements between countries of the Western Hemisphere, there are still barriers and obstacles to the liberalization of trade in services, and tourism services, which will be analyzed and evaluated, and that just the core objectives of the Pacific Alliance could help overcome.


Keywords: Economic Integration, Trade Agreements, Trade Liberalization, Tourism

 

1. Marco teórico.


1.1. La alianza del pacífico.


1.1.1. Conceptos generales.


En Abril de 2011, los presidentes de Chile, Colombia, México y Perú acordaron establecer la Alianza del Pacífico, con el objetivo de alentar la integración regional, así como un mayor crecimiento, desarrollo y competitividad de sus países, comprometiéndose a avanzar progresivamente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas sobre la base de los Tratados de Libre Comercio existente entre sus miembros. La Alianza del Pacífico es una iniciativa con la que los cuatro países que la componen pretenden enfrentar los retos de la globalización y los cambios que continuamente genera el comercio internacional, como una forma de ayudar al desarrollo económico, social y sostenible de sus pueblos, utilizando una nueva generación de acuerdo comercial. También es importante destacar que en el marco de la Alianza del Pacífico se buscarán acuerdos para acciones conjuntas en las futuras negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y en la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Los objetivos planteados concuerdan con las propuestas de cooperación regional planteados por la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), que son el fomento del comercio dentro de la región, y el acercamiento conjunto a la región de Asia y Pacífico.


Los procesos de regionalización e integración a nivel mundial para enfrentar la competencia global son crecientes. Sin embargo el nivel de integración regional en América Latina es bajo, como se refleja en la proporción del comercio intrarregional, que alcanza solo el 20%, en comparación con otras regiones como Europa, con el 75%, y al 50% registrado en Asia y América del Norte. El Acuerdo Marco, como tratado constitutivo fundacional de la Alianza del Pacífico, permitirá negociar otros instrumentos que incrementen los flujos de comercio e inversiones entre los cuatro países, creando sinergias entre los tratados de libre comercio establecidos y vigentes entre los cuatro países. Hasta ahora, los principales avances se han registrado en las áreas de Comercio e Integración; Servicios y Capitales; Cooperación entre Agencias de Promoción; y el Consejo Empresarial. El capítulo de servicios incluye por ahora transporte marítimo, transporte aéreo, telecomunicaciones, servicios financieros y servicios profesionales.

Los cuatro países de la Alianza del Pacífico representan en conjunto el 36% de la población, el 35% de su PIB, y el 55% del comercio exterior de América Latina y el 3,1% de la población, el 2,7% del PIB y el 2,9% del comercio exterior del mundo. Si se sumara la producción de los cuatro países, sería la novena economía del mundo. A su vez es importante señalar que el total del comercio internacional de los cuatro países, representa el 60% de su PIB acumulado. Los cuatro países de la Alianza del Pacífico reciben anualmente más de 31 millones de turistas internacionales, y tienen un movimiento intrarregional de 2 millones de turistas, lo que significa un 6% del total.


La creación y desarrollo de la Alianza del Pacífico, acuerdo comercial y de integración económica entre Chile, Perú, Colombia y México cuyo objetivo es avanzar hacia el libre movimiento de bienes, servicios, capitales y personas, ha vuelto a reflotar el tema de la liberalización del comercio de servicios, y de las dificultades del turismo para participar activa y realmente en este proceso de integración económica y liberalización del comercio, considerando que este acuerdo comercial de nueva generación tiene objetivos mucho mas exigentes y auspiciosos que los que se han desarrollado hasta ahora. Es por ello que será necesario revisar que se entiende por liberalización del comercio y de servicios turísticos, cuales son los obstáculos y limitaciones que subsisten y cual es el estado actual de este proceso.

 

1.2. El proceso de liberación del comercio.


1.2.1. La Evolución del Comercio Internacional y la Integración Económica en el Hemisferio Occidental.


Desde la Segunda Guerra Mundial los países han buscado fórmulas de complementación económica, con el propósito de acelerar el desarrollo económico y social de sus países y generar bienestar en su población. En la década de los sesenta se desarrolló el proceso de integración económica latinoamericana, orientado fundamentalmente "hacia adentro", es decir, en base a políticas de sustitución de importaciones, las que finalmente desembocaron en las experiencias de los últimos veinte años, de acuerdos comerciales bilaterales y subregionales, orientados "hacia afuera", es decir, en base a políticas de comercio exterior.


Si bien todas las experiencias de los últimos veinte años están basadas en la liberalización y la creación de comercio, se generaron diferentes estrategias de desarrollo condicionadas por diversas variables históricas, geográficas, políticas y económicas, que han dado como resultado diferentes esquemas de integración económica y acuerdos comerciales. Se puede concluir que, en general, los países del Hemisferio Occidental han aceptado implementar estrategias menos proteccionistas que en décadas anteriores y la discusión ha estado centrada en torno a cuál es la mejor manera de incorporarse a la economía internacional mediante la apertura de sus mercados, a través de la eliminación de las barreras arancelarias y no-arancelarias al comercio internacional.


Las diferencias que se aprecian se refieren fundamentalmente a las estrategias seguidas en la combinación de instrumentos utilizados y la temporalidad en la formulación e implementación de las políticas seguidas. En relación a los esquemas bilaterales, se pueden apreciar diferencias en las estrategias adoptadas que van desde la apertura dentro de una unión aduanera en la cual la política comercial al resto del mundo se coordina con los otros países miembros del acuerdo comercial, hasta los tratados de libre comercio, que dejan a cada país miembro de ese acuerdo comercial, la libertad para determinar la política comercial que adoptará hacia el resto del mundo.

 

1.2.2. La Organización Mundial del Comercio.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) fue establecida el 1º de Enero de 1995 como resultado de las negociaciones de la Ronda Uruguay y tiene su sede en Ginebra, Suiza. La Organización Mundial del Comercio es la única institución internacional que se ocupa de las normas que rigen el comercio entre los países. Su núcleo está constituido por los Acuerdos de la OMC, que son las reglas jurídicas fundamentales del comercio internacional y las políticas comerciales.


La labor de la OMC consiste en ayudar a que el comercio fluya con mayor facilidad y previsibilidad, en beneficio de todos. Esta labor tiene dos facetas: la reducción de los obstáculos al comercio cuando sea posible, y la elaboración de las normas que regulan el mantenimiento de los obstáculos al comercio y otras políticas comerciales. Ambas son el resultado de rondas de negociaciones celebradas por los gobiernos desde hace 40 años.


Todos los Acuerdos de la OMC están inspirados en varios principios simples y fundamentales, que configuran el sistema multilateral de comercio. Entre estos principios figura la no discriminación (el trato de "nación más favorecida" y el "trato nacional"), un comercio más libre, prácticas previsibles, la promoción de la competencia y disposiciones especiales para los países menos desarrollados. Los acuerdos tienen cuatro objetivos fundamentales:


- Reducir el proteccionismo en el comercio mundial.
- Ayudar a que las corrientes circulen con la máxima libertad posible.
- Alcanzar gradualmente una mayor liberalización mediante negociaciones.
- Establecer un mecanismo imparcial de solución de diferencias.


Actualmente se desarrollan las que se denominan la Ronda de Doha. Es la novena ronda desde la Segunda Guerra Mundial y la primera desde que la OMC heredó el sistema multilateral de comercio en 1995. Su objetivo es llevar a cabo la primera revisión importante del sistema en el siglo XXI.


Participan en esta ronda todos los Gobiernos Miembros de la OMC (157 en la actualidad). Las negociaciones son complejas, abarcan una amplia gama de temas y en ellas intervienen intereses muy diversos, incluso dentro de los países.
Estas complejas negociaciones se basan además en dos principios fundamentales: las decisiones se adoptan por consenso, lo que significa que antes de poder alcanzar un acuerdo hay que persuadir a todos los demás, y "nada está acordado hasta que todo esté acordado", lo que también se conoce como el "todo único".


- Reducir el proteccionismo en el comercio mundial.
- Ayudar a que las corrientes circulen con la máxima libertad posible.
- Alcanzar gradualmente una mayor liberalización mediante negociaciones.
- Establecer un mecanismo imparcial de solución de diferencias.


Actualmente se desarrollan las que se denominan la Ronda de Doha. Es la novena ronda desde la Segunda Guerra Mundial y la primera desde que la OMC heredó el sistema multilateral de comercio en 1995. Su objetivo es llevar a cabo la primera revisión importante del sistema en el siglo XXI.
Participan en esta ronda todos los Gobiernos Miembros de la OMC (157 en la actualidad). Las negociaciones son complejas, abarcan una amplia gama de temas y en ellas intervienen intereses muy diversos, incluso dentro de los países.


Estas complejas negociaciones se basan además en dos principios fundamentales: las decisiones se adoptan por consenso, lo que significa que antes de poder alcanzar un acuerdo hay que persuadir a todos los demás, y "nada está acordado hasta que todo esté acordado", lo que también se conoce como el "todo único".


1.2.3. La Liberalización del Comercio.

La mayor parte de los procesos de liberalización del comercio han estado centrados en el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y el Comercio (AGAAC), conocido como GATT por sus siglas en inglés, producto de la Ronda de Uruguay. En función de este marco, se han desarrollado en las últimas décadas una gran cantidad de acuerdos y tratados comerciales en el mundo y también en el hemisferio occidental, que han estado basado fundamentalmente en la reducción del proteccionismo en el comercio de bienes, a través de la baja progresiva de aranceles y la eliminación de otras barreras no arancelarias al libre comercio.


Si bien es cierto que la base de la liberación del comercio internacional está basada hasta ahora en el comercio de bienes, el foco del presente artículo estará basado en la liberación del comercio de servicios y de servicios turísticos.

 

1.2.4. El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios.

Un hecho fundamental, que ha producido un cambio importante en las relaciones económicas internacionales, ha sido el proceso de liberalización del comercio de servicios. El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS), comúnmente llamado GATS por sus siglas en inglés, supone un hito en el desarrollo del proceso de globalización de la economía mundial. El hecho que por primera vez exista un marco multilateral de principios y normas que liberalice y organice el comercio de servicios constituye un elemento clave en el futuro de las relaciones económicas internacionales.
El AGCS se inspiró básicamente en los mismos objetivos que su equivalente en el comercio de mercancías, el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT): crear un sistema creíble y fiable de normas comerciales internacionales; garantizar un trato justo y equitativo a todos los participantes (principio de no discriminación); impulsar la actividad económica mediante consolidaciones garantizadas y fomentar el comercio y el desarrollo a través de una liberalización progresiva.


La finalidad a largo plazo de este Acuerdo Multilateral es suprimir las barreras y obstáculos al comercio internacional de servicios, para llegar de manera negociada y equitativa a un comercio libre, que posibilite el pleno acceso de empresas y proveedores extranjeros a los mercados nacionales, así como un trato igual en esos mercados para todos los proveedores de servicios, independientemente de donde procedan. Conjuntamente con estos principios generales, el Acuerdo General sobre Comercio de Servicios incluye en este proceso de liberalización y regulación internacional sectores de servicios tales como el bancario, seguros, transporte, telecomunicaciones, salud, educación, profesionales, turismo, etc.

En el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios(AGCS) se encomienda a los gobiernos Miembros de la OMC liberalizar progresivamente el comercio de servicios mediante sucesivas rondas de negociaciones. Con arreglo al mandato del artículo XIX, la ronda de negociaciones más reciente comenzó en enero de 2000. En marzo de 2001 el Consejo del Comercio de Servicios adoptó las Directrices y procedimientos para las negociaciones sobre el comercio de servicios. En la Conferencia Ministerial de Doha, celebrada en noviembre de 2001, las negociaciones sobre los servicios pasaron a formar parte del "todo único", en el marco del Programa de Doha para el Desarrollo. Conforme al principio del "todo único" todos los temas objeto de las negociaciones han de concluirse al mismo tiempo.


También es de la mayor importancia la definición funcional del concepto "servicios" que incluye cualquier servicio en cualquier sector, exceptuando los gubernamentales, y de la definición del concepto "comercio internacional de servicios", como las formas en que se ofertan, es decir los llamados "modos de suministro", que son los siguientes:

 

a) Comercio transfronterizo de servicios.
Es la oferta de un servicio desde el territorio de un país Miembro al territorio de otro país Miembro.

b) Presencia comercial.
Es la oferta de un servicio por un prestador de servicios de un país Miembro, por medio de su presencia comercial en el territorio de otro país Miembro mediante el establecimiento de cualquier tipo de persona jurídica: sucursal, filial, empresa mixta, oficina de representación, etc.

c) Presencia de personas físicas
Se refiere a la posibilidad que las personas físicas tengan acceso a la entrada y estancia temporal en otros países con el fin de prestar un servicio, bien de forma individual o como parte del personal empleado por las empresas proveedoras de los servicios. La realidad es que casi todos los países cuentan con algún tipo de trabas, a través de visados, permisos de residencia, etc., que impiden o retrasan la movilidad de técnicos, profesionales u otro tipo de personas.

d) Consumo en el extranjero.
Aunque el AGCS trata primordialmente la oferta de servicios, también contempla el hecho que existe comercio de servicios cuando los consumidores viajan al exterior y compran servicios, siendo el ejemplo característico el turismo.

En la actualidad, los servicios, aunque representan más del 60 por ciento de la producción y el empleo mundiales, no suponen más del 20 por ciento del comercio total (según los datos de la balanza de pagos). Sin embargo, no debemos subestimar este porcentaje, aparentemente pequeño. Muchos servicios, que desde hace tiempo han sido considerados como actividades genuinamente nacionales, han ido adquiriendo cada vez más movilidad internacional. Es probable que esta tendencia se mantenga, debido a la introducción de nuevas tecnologías de transmisión (por ejemplo, las operaciones bancarias electrónicas, los servicios globales de distribución turística y de transporte aéreo, los servicios de telesanidad o de teleeducación, etc), la supresión en muchos países de monopolios existentes desde hacía mucho tiempo (por ejemplo, en las esferas de la telefonía y los servicios postales), y las reformas normativas en sectores sometidos hasta ahora a una estricta reglamentación, como el de los transportes. Unidas a los cambios en las preferencias de los consumidores, estas innovaciones técnicas y normativas han potenciado la "comerciabilidad" de los servicios, y, de esta forma, han hecho necesario el establecimiento de disciplinas multilaterales.


1.3. El proceso de liberalización del comercio de servicios turísticos.


1.3.1. Conceptualización General de los Servicios Turísticos.


Al igual que en lo que se refiere a los productos materiales generados por los sectores de producción de bienes, cada servicio puede destinarse al consumidor final o constituir un insumo para la elaboración de otros servicios o para la producción de mercancías. De hecho, la moderna producción y distribución de bienes no puede considerarse sin la adecuada contribución de numerosos servicios. Por otra parte, la creación de un número cada vez mayor de servicios requiere la utilización de productos materiales (maquinaria, equipamiento, instrumentos, servicios técnicos y otros artículos), así como de otros servicios menos compuestos.


Estas consideraciones caben también al turismo, que es un sector de servicios amplio y compuesto. Independientemente de los componentes exclusivamente "turísticos" de este sector, tales como operadores turísticos, agencias de viajes y sector del alojamiento, existen otras actividades de servicios como bancos, compañías de seguros, transporte, alimentación, cultura y demás servicios necesarios para las actividades relativas a los viajes y a las atracciones relacionadas con el turismo. Asimismo, se requiere una variada oferta de bienes para respaldar el turismo. Al contrario de otros sectores de servicios, el turismo es más heterogéneo, debido a que el turista consume numerosos servicios y bienes producidos por diversos sectores y actividades económicas, pero con la excepción de que el turista requiere ser satisfecho fuera de su lugar habitual de residencia, mientras que al mismo tiempo se interesa en adquirir servicios y productos suplementarios estrechamente relacionados con el lugar que visita. De la misma forma, el turismo está asociado a la transferencia de bienes que acompañan al viajero. Es difícil definir por lo tanto, cuál es en realidad el sector turístico, puesto que corresponde a diversas empresas productoras de bienes y servicios que son consumidos por los turistas.


La importancia de los servicios turísticos no solamente se debe a su dimensión en términos de PIB, divisas o de empleo generados, sino principalmente a la composición de este sector y a sus interrelaciones con el resto de la economía. Por lo tanto, si se quiere cuantificar el impacto que produce la actividad turística en la economía nacional, se puede considerar "actividad turística" los bienes y servicios producidos por los sectores y actividades económicas a las que se orienta o dirige el consumo turístico, que para los efectos del presente estudio, son los que generan los viajeros internacionales, cualesquiera sean sus propósitos.



1.3.2. La liberalización del comercio de servicios turísticos.


La misma dificultad conceptual anotada anteriormente, se aplica al análisis de los obstáculos y barreras impuestas al comercio de servicios turísticos, puesto que es muy difícil referirlo específicamente a todas las empresas que producen bienes y servicios que consumen los turistas (viajeros internacionales). Desde este punto de vista, a pesar que el turismo no aparece o aparece parcialmente en los diferentes acuerdos comerciales multilaterales y bilaterales, es beneficioso para esta actividad que estos acuerdos comerciales sean de carácter más general y que incluyan el comercio de bienes y servicios en términos más globales, puesto que así incorporan al conjunto de bienes y servicios producidos por las diferentes empresas a las que se orienta el consumo turístico. El turismo representa una importante contribución al desarrollo con múltiples ramificaciones hacia el resto de la economía, lo que justifica el estudio de los obstáculos que se oponen al comercio internacional de los servicios turísticos.
A pesar de la gran cantidad de acuerdos comerciales existentes en el hemisferio occidental, y en especial en América Latina y El Caribe, en la mayoría de ellos no se ha incluido explícitamente e integralmente la liberalización del comercio de servicios turísticos. Existen diversos acuerdos y convenios de turismo a nivel bilateral y multilateral, que se refieran a diversos aspectos que tienen relación fundamentalmente con procedimientos de facilitación turística y con cooperación en temas específicos tendientes al desarrollo turístico, pero no incluyen la liberalización del comercio de los servicios turísticos, entendida como un proceso de eliminación de los obstáculos y dificultades existentes en los países al libre comercio de servicios turísticos.



2. Objetivos de la investigación.

2.1. La Alianza del Pacífico: la gran oportunidad para la liberalización de los servicios turísticos.


En general, el proceso de liberalización del comercio no ha incluido explícitamente la liberalización del comercio de los servicios turísticos en los diferentes acuerdos comerciales que se han implementado en el hemisferio occidental. Más bien han sido la liberación del comercio de bienes y la liberalización general del comercio de servicios quienes han generado medidas y disposiciones que han favorecido al turismo y han facilitado la liberalización del comercio de servicios turísticos.


La Alianza del Pacífico es un acuerdo comercial de nueva generación, más moderno, basado en la profundización de los tratados de libre comercio existentes entre los cuatro países que la componen, que en la medida que alcancen los objetivos de libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, deberán necesariamente incluir la liberalización del comercio de los servicios turísticos, lo que ofrece una nueva e importante oportunidad de incorporar efectivamente al turismo en el proceso de integración, crecimiento y desarrollo económico y social de los países integrantes de este acuerdo comercial .


Los avances que se han registrado en el Equipo Técnico de Turismo de la Alianza del Pacífico tienen gran importancia y son muy valiosos y positivos en cuanto a la gestión y desarrollo del turismo en los cuatro países integrantes del acuerdo comercial, y son sin duda bienvenidos y necesarios, pero no ayudan a eliminar completamente a los obstáculos y barreras que existen en la comercialización de servicios turísticos.

Tomando en consideración este contexto, la presente investigación quiere presentar y evaluar los avances que se han registrado en el marco de la Alianza del Pacífico, y exponer la situación de la liberalización del comercio de servicios turísticos en el marco de los acuerdos comerciales que se han suscrito hasta la fecha en el hemisferio occidental, las barreras que aún existen para el movimiento internacional de turistas y las limitaciones y obstáculos que tienen las empresas turísticas para comercializar sus servicios, que en la medida que la Alianza del Pacífico logre la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas se podrán eliminar, generando las condiciones para dinamizar el desarrollo turístico de los cuatro países que integran este nuevo acuerdo comercial.

3. Resultados de la investigación.


3.1. La Alianza del Pacífico y el turismo.

Los propósitos centrales de este acuerdo comercial y de integración son avanzar progresivamente hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, conceptos todos que son importantes para el turismo y que en la medida que se concreten e implementen, significaran un cambio estructural en el comercio de los servicios turísticos, tanto como en el crecimiento y desarrollo del turismo. Si bien el turismo no figura hasta ahora en los acuerdo del comercio de servicios, los organismos oficiales de turismo de los cuatro países se han reunido en donde se ha fijado una agenda común, que permita en el intertanto avanzar en este tema.


Entre las primeras medidas que se adoptó en el marco de la Alianza del Pacífico, fue la eliminación de visas para los ciudadanos de los cuatro países en el tráfico intrarregional, lo que sin duda es un importante avance para el movimiento de turistas entre ellos. Si bien los turistas de Perú, Colombia y México no requieren visas para ingresar a Chile, lo mismo que los turistas chilenos respecto a los tres países indicados, es una importante señal para la libre circulación de personas entre los cuatro países. Se supone que en el futuro, se exigirá solamente cédula de identidad en vez de pasaporte.


En el marco de este acuerdo comercial se conformó el Equipo Técnico de Turismo de la Alianza del Pacífico, integrada por Chile , Colombia, México y, Perú, que celebró su primera reunión en el mes de mayo del 2013, con el fin de definir acciones conjuntas en ese sector. El objetivo de la reunión fue elaborar un plan de trabajo, con el propósito de fortalecer y desarrollar las relaciones de cooperación en el sector turístico entre los países miembros sobre las bases de igualdad, beneficio mutuo y cumplimiento de las respectivas legislaciones nacionales y los tratados aplicables sobre la materia.


Durante la reunión del grupo de trabajo de turismo se analizó la estrategia para el intercambio de expertos en turismo y la participación conjunta en eventos internacionales del sector; así como el desarrollo de productos en segmentos de turismo de aventura y naturaleza, sol y playa, turismo deportivo, cultural, de negocios y convenciones, así como los nichos de salud y gastronomía. El encuentro permitió compartir información sobre productos turísticos, procesos de certificación de calidad, verificación de establecimientos turísticos y en áreas de autorregulación de los prestadores de servicios turísticos. También se acordó trabajar de manera conjunta en instancias como la Organización Mundial de Turismo (OMT), el Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) y la Organización de Estados Americanos (OEA).
Para conocer el estado actual del turismo en el marco de la Alianza del Pacífico, se presenta a continuación el movimiento turístico intrarregional entre los cuatro países que componen la Alianza del Pacífico (ver Tabla 1).



Tabla 1. Movimiento Turístico Intrarregional (2012).

Fuente: Estadísticas Turísticas de los organismos oficiales de turismo de Chile, Perú, Colombia y México (2012).

Se puede apreciar que el movimiento turístico intrarregional alcanzó el año 2012 a 2.028.081 turistas, que representa el 6% del total del turismo internacional que reciben los cuatro paises (ver Tabla 2). Perú recibe casi el 50% del total del turismo intrarregional, en tanto que México recibe el 75% del total del turismo internacional de los cuatro países de la Alianza del Pacífico.


Tabla 2. Balance del movimiento turístico Intrarregional (2012).

Fuente: Estadísticas Turísticas de los organismos oficiales de turismo de Chile, Perú, Colombia y México (2012).


El balance del movimiento turístico intrarregional refleja que Chile y Colombia tienen un balance negativo y Perú y México tienen un balance positivo. Sin embargo, la liberalización del comercio de servicios turísticos deberá generar un mayor movimiento turístico intrarregional, y principalmente crear las bases de una nueva era en las relaciones del comercio de servicios turísticos, no solamente entre los cuatro países que integran este acuerdo comercial, sino que también con el resto de los países de América Latina y El Caribe.


Como se ha mencionado anteriormente, la liberalización del comercio de servicios turísticos encuentra actualmente una serie de obstáculos y barreras que han existido históricamente y que la evolución del comercio de bienes y servicios hasta el presente no ha eliminado ni atenuado, por lo cual se procederá a revisar cuales son estas limitaciones.

 

3.2. El Desarrollo del Turismo Internacional y la Liberalización del Comercio.

 

El desarrollo económico, reflejado en el aumento del nivel de ingreso y el desarrollo de la infraestructura, transporte y comunicaciones, ha generado y facilitado el aumento en los viajes internacionales. La cultura de la universalidad creada a partir de la segunda guerra mundial ha generado una estructura económica internacional caracterizada por relaciones comerciales y de negocios internacionales. A su vez, el crecimiento demográfico, la urbanización creciente de los diferentes países y las nuevas modalidades de trabajo, generaron necesidades crecientes de descanso y vacaciones en la población.


Estas razones y muchas otras fueron las que determinaron un gran crecimiento en los viajes internacionales que a su vez generaron un desarrollo acelerado del turismo, que por definición creó una internacionalización del comercio de los servicios turísticos antes que otras actividades económicas, a pesar de la existencia de importantes restricciones al movimiento de turistas y las relaciones comerciales del turismo internacional.


Así, los viajes internacionales han crecido y crecen en forma acelerada, a pesar de la existencia de regulaciones migratorias, que si bien se han ido liberalizando, aún existen. Pareciera ser que estas limitaciones no han sido realmente un obstáculo importante para este crecimiento. De mayor relevancia para la limitación a los viajes pueden ser discriminaciones económicas, tales como cuotas de divisas, impuestos de entrada y salida, el costo para la obtención de visas y tarjetas de entrada, etc.

Diferente es la situación para las empresas turísticas, las que siguen teniendo diferentes dificultades relativas al acceso a los mercados y, principalmente, al trato nacional en países extranjeros. Sin embargo, a través de la presencia comercial, el franchising y la inversión extranjera, empresas internacionales participan activamente en la actividad turística nacional. Adicionalmente, los sistemas globales de distribución, los sistemas de reserva e internet, han ayudado a mejorar ostensiblemente la eficiencia y cobertura de la distribución, promoción y comercialización internacional de productos y servicios turísticos.


Por lo tanto, se puede asegurar que los requerimientos de liberalización del comercio de servicios turísticos, son menores que los de otros sectores y actividades económicas. Más bien parece ser que el proceso general de liberalización del comercio de bienes y servicios tendrá una mayor repercusión en el futuro desarrollo de la actividad turística.


A su vez, se puede establecer que el mismo desarrollo del turismo internacional ha presionado en forma gradual para la eliminación paulatina de los obstáculos y limitaciones al comercio de los servicios turísticos, produciéndose así un proceso acumulativo y positivo.
Por una parte, la liberalización del comercio de bienes genera a nivel intrarregional e internacional un aumento en los viajes de negocios propios de la globalización de los mercados y las relaciones económicas internacionales.


A su vez, la liberalización de los servicios, tanto en las disposiciones generales (trato nacional, nación más favorecida, acceso a los mercados, etc.) como en los acuerdos sectoriales, está creando y creará a futuro un cambio fundamental para un desarrollo más acelerado y dinámico del comercio de los servicios, incluidos los servicios turísticos.

 

3.3. Los obstáculos y barreras al comercio de los servicios turísticos.


3.3.1. Consideraciones generales.


En la mayoría de los países no existen definiciones oficiales del proteccionismo, especialmente en sus relaciones con el comercio de los servicios turísticos. Sin embargo, en ciertos Estados existen conceptos prácticos y definiciones que permiten destacar los siguientes elementos como características del proteccionismo:


a) que las acciones pertinentes sean impuestas por las autoridades públicas;
b) que tales acciones estén destinadas a restringir los movimientos de personas (o puedan conducir a la restricción de tales movimientos), dar preferencia a las empresas nacionales y restringir la competencia extranjera.


Según la opinión general, las medidas de carácter normativo y las prácticas de protección emprendidas por un país, pueden considerarse como proteccionistas por otros países. Entre las medidas citadas a este propósito, las más corrientes son las que tienen que ver con regulaciones migratorias, entrada temporal de personas y vehículos, y aquellas que se relacionan con el empleo de personal extranjero, las subvenciones, las inversiones y la presencia comercial.


Si se reúnen todas las opiniones y los elementos de carácter general que se poseen sobre esta materia, puede intentarse definir el proteccionismo en turismo como la prosecución de una política o actitud de un estado que, por diversas razones, evita o impide la internacionalización de su mercado turístico como consecuencia de la aplicación de instrumentos de intervención administrativa o económica o de la carencia de instrumentos y prácticas que pudieran hacer posible tal internacionalización.


3.4. Los obstáculos y barreras a los viajes.

En este caso, tanto el país emisor como el receptor pueden ser responsables de la reducción del número de viajeros hacia un lugar de destino. Al mismo tiempo que el país emisor puede poner trabas a los viajes de sus nacionales al extranjero mediante formalidades de pasaporte, impuestos o restricciones monetarias, también el país receptor puede impedir el acceso de los turistas a su territorio, es decir, a sus propias empresas turísticas, imponiendo a sus visitantes requisitos de visado, formalidades sanitarias y aduaneras, impuestos especiales, etc.


Se puede considerar que existen tres tipos fundamentales de barreras a los viajes: los de tipo político y de seguridad nacional (visas, documentos de inmigración y entrada y salida temporal de personas y vehículos); los de salud (vacunas, controles) que también pueden hacer diferencias entre países; y los de tipo económico (límites a los gastos de viaje, franquicias de importación al regreso, impuestos para la entrada y salida de un país).


A continuación se presenta un listado de los obstáculos que afectan a los turistas internacionales en sus viajes:


a) Impuestos por el país de residencia
- Restricciones impuestas a los residentes en materia de divisas.
- Condiciones y procedimientos de expedición de documentos de viaje.
- Franquicias aduaneras para los residentes a su regreso.
- Restricciones impuestas a los viajes al extranjero, como impuestos de salida.
- Tasas de aeropuertos.

b) Impuestos por el país visitado
- Restricciones impuestas a los visitantes en materia de divisas.
- Visados de entrada, documentos de identidad, limitación de la duración de la estadía.
- Formalidades relativas a la entrada de vehículos motorizados y otras embarcaciones.
- Formalidades relativas al permiso de conducción, seguro automovilístico, etc.
- Restricciones relativas al acceso a la propiedad por los extranjeros.
- Impuestos de entrada y salida a los viajeros internacionales.
- Tasas de aeropuertos.
- Reglamentaciones discriminatorias relativas a los controles de salud, protección de consumidores, etc.



3.5. Los obstáculos y barreras a la empresa.

En sí misma, la noción de proteccionismo deriva de "protección", en lo que respecta a la economía nacional en su conjunto o a sectores o empresas determinadas. En el campo del turismo, la protección puede identificarse preferentemente en las empresas turísticas nacionales, pudiendo presentar las siguientes formas:


a) Creación de condiciones económicas y administrativas favorables para las empresas nacionales que no están disponibles para las empresas extranjeras competidoras. Estas condiciones pueden derivar:
- de reglamentaciones administrativas;
- de incentivos financieros y fiscales;
- de las subvenciones (que mantienen precios artificialmente bajos)

b) Creación de condiciones económicas y comerciales visiblemente discriminatorias para las empresas extranjeras mediante:
- la prohibición o limitación explícitas de participación en operaciones comerciales extranjeras;
- las limitaciones explícitas a la inversión extranjera;
- las dificultades de empleo de personal extranjero;
- la exclusión explícita o tácita de las empresas extranjeras de las facilidades de que disponen las empresas nacionales;
- el establecimiento con vistas a las empresas extranjeras, de requisitos comerciales y de calidad mucho más altos que los existentes para las nacionales;
- la sujeción de las empresas extranjeras a prácticas y procedimientos administrativos muy complicados y, por tanto, costosos;
- la organización de campañas contra los servicios de compañías extranjeras y apoyo a estas campañas por las autoridades públicas;
- el retiro a las compañías extranjeras de los derechos y libertades que habían tenido hasta el momento y de que todavía disponen las empresas nacionales.


c) El consentimiento o ayuda a prácticas monopólicas ejercidas por un número limitado de empresas nacionales. En este caso la competencia se desalienta o no se admite, ni desde el extranjero ni desde otras empresas nacionales.

Los puntos mencionados anteriormente, están en gran medida relacionados con el principio de "trato nacional", que puede definirse como el derecho de las empresas de propiedad extranjera a actuar bajo las mismas leyes y reglamentos que las empresas del país de acogida. Sin embargo, por definición, las empresas extranjeras no pueden equipararse en todos sus aspectos con las nacionales. El hecho de contar con una presencia establecida desde hace tiempo en el mercado nacional y su conocimiento de las condiciones locales garantiza automáticamente a las empresas nacionales una ventaja frente a sus competidoras potenciales de base extranjera. Por consiguiente, los obstáculos que se oponen a las relaciones comerciales internacionales en el sector de los servicios, incluyendo los servicios turísticos, pueden también observarse en la ausencia de acción o imposibilidad de actuar como corresponde por parte de las autoridades del país sede. Esto puede asimilarse a tres "carencias":

a) Carencia de claridad de los reglamentos existentes (que pueden bien estimular o desalentar la participación en operaciones comerciales extranjeras);
b) Carencia de información sobre las reglamentaciones existentes y nuevas (saber si favorecen o impiden, o cambian, la situación de las empresas extranjeras);
c) Carencia de reglamentaciones y prácticas adaptadas a las necesidades de las empresas extranjeras.

Los dos primeros puntos pueden referirse al principio de transparencia, que obligaría a una parte a notificar a las otras partes de su jurisdicción nacional los asuntos que afecten la capacidad de sus empresas para comercializar servicios o establecer una presencia comercial en el territorio de esa parte. También es muy importante la claridad de las reglamentaciones existentes: la ambigüedad de las reglamentaciones puede originar abusos por parte de la administración, costosas demoras en interpretación, etc. El tercer punto se relaciona a veces con las facilidades e instrumentos especiales que las empresas locales no necesitan pero cuya posesión puede ser vital para las empresas extranjeras.

 

4. Principales conclusiones.

a) Por las dificultades de definición y conceptualización como sector económico, y por su previa internacionalización y globalización, el turismo ha sido escasamente considerado en los acuerdos y tratados comerciales, por lo cual la liberalización general de bienes y servicios ha tenido un mayor impacto en el turismo que la propia liberalización del comercio de los servicios turísticos.

b) La evolución de los acuerdos comerciales iniciados en la década de los ochenta ha encontrado al turismo con un mayor grado de globalización y apertura al comercio internacional que otros sectores y actividades económicas, y por lo tanto, con menores requerimientos y necesidades de liberalización comercial para su desarrollo.

c) A pesar de la evolución que ha tenido la liberalización del comercio de los servicios, subsisten importantes barreras y obstáculos al comercio de los servicios turísticos, que limitan el crecimiento de esta actividad y el desarrollo económico y progreso social de los países.


d) La Alianza del Pacífico es un acuerdo comercial de nueva generación, mas moderno y ambicioso, que por medio de la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas entre los países que la integran, puede propender a una mayor liberalización del comercio de servicios turísticos y por lo tanto, a un mayor desarrollo del turismo.



5. Bibliografía.


- Documentos de la Organización Mundial del Comercio.
- El Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios, Organización Mundial del Comercio.
- Declaración de Lima, Alianza del Pacífico.
- Acuerdos y resoluciones de siete cumbres presidenciales, Alianza del Pacífico.
- Acuerdo de Cooperación Turística, Alianza del Pacífico.
- Estadísticas turísticas de los organismos oficiales de turismo de Chile, Perú, Colombia y México (2012).
- Los Tratados de Libre Comercio y el Turismo, Daniel Meyer, Documento OEA-ALADI.


 

Historia económica del turismo en América Latina y el Caribe.
Desde la Revolución Industrial a la Globalización

Daniel Meyer Krumholz
Universidad Andrés Bello
dmeyer@unab.cl

1. Conceptos generales.


1.1. La historia económica.

La historia económica entendida como el análisis histórico de la evolución económica en un espacio geográfico o actividad determinada, permite identificar y conocer las razones que explican su desarrollo. De esta forma se puede comprender de mejor manera las causas y consecuencias de este desarrollo. Si se quiere utilizar la comprensión de la historia para los procesos económicos, será necesario lograr una integración más plena del conocimiento de los diversos elementos que interactúan en las situaciones que se examinan, y no solamente una mayor abstracción económica. El curso del cambio económico no depende solamente, en modo alguno, de la actividad económica, sino también de la progresión y transformación que experimenta la sociedad en su conjunto, siendo la evolución económica una de las formas como esta se manifiesta.

1.2. La evolución de la economía.


Tomando en consideración los conceptos descritos, se considerará la evolución de la historia económica de América Latina y el Caribe de los últimos 150 años para determinar y examinar las razones que crearon las condiciones para el surgimiento y posterior desarrollo del turismo como actividad económica. Los historiadores modernos reconocen etapas que se destacan en el proceso histórico de la internacionalización y globalización de los últimos dos siglos, desde la Revolución Industrial hasta principios del siglo XXI. Estas mismas etapas, como consecuencia de la evolución económica indicada, sirven para entender y explicar el desarrollo del turismo en Latinoamérica y el Caribe.


Tabla 1. América Latina y el Caribe. Características de las fases de globalización.

 

Fuente: Elaboración pròpia (2013).

Es interesante constatar que a partir de la Revolución Industrial se produjo el primer proceso de globalización del comercio y del capital financiero, que fue interrumpido por la Primera Guerra Mundial y la Gran Depresión, que produjo una fractura en el sistema económico internacional. Dicho proceso emergió nuevamente a partir de la Segunda Guerra Mundial, generando el segundo proceso de globalización, que tomó fuerza definitiva en el último cuarto del siglo XX. Si bien existe mucha similitud entre la era anterior y la actual de la globalización, lo nuevo hoy es el grado y la intensidad en que se está vinculando el mundo en un solo mercado globalizado. Lo que también es nuevo es la gran cantidad de países que participan en este proceso. La era de la globalización anterior a 1914 también fue relativamente intensa, pero entonces muchos países en desarrollo quedaron fuera. Un aspecto diferenciador entre los dos períodos de globalización, fue que el primero estuvo basado en la disminución en los costos de transporte, en tanto que el actual está nucleado alrededor de la disminución en los costos de las telecomunicaciones.

 

1.3. La evolución del turismo.

Se puede considerar que el turismo moderno se inicia a mediados del siglo XIX, simbólicamente con los viajes organizados en Inglaterra por sir Thomas Cook. Sin embargo, no se puede desconocer que previamente, y por varios siglos, se realizaron viajes hacia diferentes lugares en el mundo, con diversos propósitos, que escapan a la definición anterior.


Desde la aparición del hombre y hasta el siglo V las principales motivaciones eran la necesidad de relaciones entre las tribus o pueblos, el comercio y las largas travesías efectuadas por los mercaderes, y el sentimiento religioso, que se expresaba a través de la obligación que establecían muchas religiones de efectuar peregrinaciones hacia lugares sagrados de culto. En la misma época, en América, diversas tribus nómades realizaban frecuentes desplazamientos en busca de tierras fértiles y mejores condiciones de vida y para intercambiar productos.


En la Edad Media, período comprendido entre los siglos V y XV de la Era Cristiana, los mercaderes y peregrinos fueron los viajeros más comunes. Adquirieron importancia las ferias adonde acudían los comerciantes para negociar sus productos. Como resultado se ampliaron las rutas terrestres y marítimas ya conocidas en la Antigüedad. Las peregrinaciones volvieron a tomar auge con el desarrollo de la Cristiandad occidental y pusieron en acción a millares de individuos. En América también se aprecia la evolución que experimentó la producción y comercialización de productos, que dio origen a compradores y vendedores provenientes de lejanas comarcas. Aquí se destacan como ejemplos importantes las llamadas rutas y caminos de los incas, que cruzaban a lo largo y ancho de sus territorios, y que posteriormente fueron utilizados para sus viajes y desplazamientos por los españoles.


Los Tiempos Modernos se extienden desde el siglo XV hasta el siglo XVIII, y se caracterizan por los descubrimientos geográficos, entre ellos el de América por Cristóbal Colón. Las corrientes comerciales adquieren por esta época una importancia creciente, paralela al reemplazo de las grandes rutas terrestres por la navegación marítima. El antiguo comerciante itinerante es reemplazado por las casas de comercio que venden sus productos al por mayor. Con el Renacimiento surge un nuevo grupo de viajeros: personas que se desplazan por su propio gusto, por curiosidad y para instruirse. A pesar de todo, los viajes de placer siguen siendo limitados. Los desplazamientos son muy largos, poco confortables, a veces peligrosos y demasiado caros. Solamente la gente con mucho dinero, perteneciente a clases privilegiadas pueden emprenderlos. En este período, en América Latina, caracterizada por la conquista, la colonia y la llegada de la rueda y el caballo, el crecimiento del comercio genera la necesidad de trazar así sea rústicos y sinuosos caminos, y da lugar a la aparición de hospedajes, mesones y bodegones, que a la vera del camino ofrecen alojamiento y alimentación.

La Edad Contemporánea, que se desarrolla a partir del siglo XIX, registra dos hechos claves en el desarrollo de la economía mundial: la Revolución Industrial y la aplicación del vapor a los medios de transporte. Tanto el ferrocarril como el barco a vapor permitieron el desplazamiento de grandes cantidades de personas hacia distintos puntos del globo. En este contexto, el viaje al extranjero se convierte en un elemento indispensable para la educación de la sociedad burguesa y para cualquier hombre que se considere culto, viaje que en menor escala también realizan algunas personas y familias acomodadas de países latinoamericanos y del Caribe. Estos hechos dieron origen al período llamado "Grand Tour", o "Grandes Viajes", que derivó en un turismo moderno de carácter comercial, representado por sir Thomas Cook, quien organizó viajes de grupos, coordinó diferentes servicios, creó los vouchers y los cheques viajeros. Conjuntamente con lo anterior, se construyeron grandes y lujosos hoteles y se desarrolló el concepto de los balnearios, principalmente a orillas del mar y de los lagos, y en la montaña, conceptos que fueron introducidos en América Latina y en las primeras décadas del siglo XX. De igual forma, el gran crecimiento que experimentó el comercio mundial, motivado por las crecientes necesidades de materias primas que requería la Revolución Industrial, generó un importante aumento de los viajes de negocios y de establecimientos hoteleros que ofrecían alojamiento.


En el mismo período, en América Latina y, solo se aprecia el desarrollo inicial de la hotelería, motivado por los viajes que realizaban los comerciantes y hombres de negocios europeos. Posteriormente, durante el primer cuarto del siglo XX se produjo un mayor desarrollo de la hotelería y la aparición de los balnearios, de acuerdo al modelo europeo del último medio siglo XIX.


Finalmente, a partir de la Segunda Guerra Mundial se produce un drástico cambio en la actividad turística, caracterizado fundamentalmente por la incorporación a ella de grandes masas de la población mundial, lo que catapultó al turismo, desde una actividad realizada por segmentos minoritarios de la población, a una actividad multitudinaria y masiva, realizada por la amplios sectores de la población mundial. Así, la llegada de turistas internacionales creció desde 25 millones en 1950 a los 1.000 millones de principios del siglo XXI.

 

2. La evolución de la economía y el turismo desde la revolución industrial hasta la globalización.

En este período se pueden distinguir claramente tres etapas en la evolución de la economía mundial que tuvieron un gran impacto en la economía de América Latina, que determinaron modelos de desarrollo y políticas económicas de gran trascendencia para su evolución global y el desarrollo del turismo. Es importante destacar que las etapas de la evolución histórica del turismo, que se desprende de la evolución de la economía latinoamericana y del Caribe, son diferentes a la registradas en el mundo, y especialmente en Europa, principalmente en el período que va desde la Revolución Industrial hasta la Segunda Guerra Mundial, en que el desarrollo del turismo del continente americano evoluciona con rezago y con características diferentes al de Europa y Estados Unidos. Solamente a partir de mediados del siglo la evolución del turismo de América Latina y el Caribe se integra al turismo mundial.

- Primera etapa: 1850-1930.

Esta etapa se distingue por una gran movilidad de capitales y mano de obra, y un aumento en el comercio internacional, motivado fundamentalmente por una notable reducción en los costos de transporte. En esta etapa se implanta un esquema de división internacional del trabajo y toma forma un sistema de economía mundial, lo que genera una internacionalización creciente de las economías industrializadas y su integración con los países productores de las materias primas necesarias para su desarrollo. La inserción de los países latinoamericanos y del Caribe en las nuevas líneas en expansión del comercio internacional se configura en base a un modelo primario-monoexportador de economías duales en forma de enclaves, es decir, con base en la coexistencia de una actividad económica dinámica y creciente, y otra pobre y atrasada, de acuerdo a la lenta evolución de una economía post-colonial.
Uno de los elementos de importancia que facilitó la creación del sistema económico mundial en la segunda mitad del siglo XIX y la incorporación de América Latina y el Caribe en este proceso fue el importante desarrollo que experimentaron los medios de transporte, principalmente el ferrocarril y el barco a vapor. El primero permitió el transporte de las materias primas desde los centros de recolección y producción a los puertos, y el segundo, su traslado a las nuevas empresas fabriles de los países industrializados, producto de la Revolución Industrial en marcha.
Este proceso produjo grandes corrientes migratorias y un creciente flujo de viajes de comerciantes y técnicos especializados desde los países europeos hacia América Latina y el Caribe, lo que a su vez generó el primer impulso para el desarrollo de la hotelería como actividad comercial. En la mayoría de las ciudades-puerto, tales como Buenos Aires, Montevideo, Río de Janeiro, Valparaíso, Lima, Guayaquil, Barranquilla y Veracruz y en localidades cercanas a los centros de producción de materias primas, aparecieron hoteles como una actividad comercial permanente, que daban alojamiento a estos viajeros. En algunos casos ofrecían también alimentación y provisión de víveres y otros elementos para sus viajes. A su vez, los ferrocarriles, que inicialmente fueron instalados como prolongación de las redes del comercio internacional de materias primas, muy pronto contribuyeron al aumento de los mercados y la distribución comercial. Los ferrocarriles modificaron las relaciones del campo y la ciudad, permitiendo una distribución nueva de los incipientes centros industriales y aglomeraciones demográficas, estimulando además una mayor especialización local y el aumento del comercio interno, lo que produjo a su vez la creación de hoteles en nuevas ciudades y localidades.
El desarrollo inicial de la hotelería comercial en América Latina y el Caribe se refiere a establecimientos de alojamiento que entregaban un servicio básico en instalaciones simples, a veces rústicas. En general se localizaban en lugares cercanos a los puertos, estaciones del ferrocarril y centros productivos y los primeros propietarios de hoteles fueron europeos, que importaron e implementaron desde sus países el concepto de la hotelería comercial.

Los tres decenios que anteceden a la Primera Guerra Mundial constituyen un período de rápido desarrollo económico e intensa transformación social en América Latina y el Caribe, en donde, con base al crecimiento de las actividades monoproductivas de exportación, se convierte en un componente de importancia del comercio mundial y en una de las más significativas fuentes de materias primas para los países industrializados. A raíz de este desarrollo, surgen nuevos hábitos y niveles de consumo en la población, derivados del aumento en el número de habitantes y de los cambios demográficos, del desarrollo de la vida urbana que crea nuevas necesidades económicas y sociales, de la influencia consumista ejercida por los comerciantes e inmigrantes extranjeros, y de la incorporación de influencias externas a través de los viajes que realizaban las familias de las elites oligárquicas a Europa
Esta evolución en los países latinoamericanos y del Caribe significó un nuevo impulso al desarrollo de la hotelería, que por una parte aumentaría en cantidad, localizaciones y dotación de servicios, fundamentalmente de alimentación y facilidades sanitarias, y por otra, se construirían algunos hoteles de mayor tamaño, elegancia y estilo, copia de algunos de ese tipo existentes en Europa. Sin embargo, en América Latina y el Caribe solo se puede considerar esta etapa como de desarrollo de una hotelería orientada a extranjeros que viajaban por negocios y nacionales de las clases dominantes, que no es equivalente al desarrollo del turismo conocido en Europa como la época de los grandes viajes internacionales o del "Grand Tour". Esta etapa se puede considerar como la fase inicial de desarrollo de la hotelería y de los viajes por comercio y negocios, pero sin que se desarrolle un concepto de turismo vacacional por parte de segmentos de ingresos altos como el conocido en Europa.

- Segunda etapa: 1930-1960.

La segunda etapa se caracteriza, en una primera fase que termina con la Segunda Guerra Mundial, por un período de recesión económica y desempleo en las economías nacionales, y a partir de 1945, por una notable expansión en la industrialización y sustitución de importaciones, y la creación de sistemas de transportes en las economías nacionales de los países latinoamericanos y del Caribe. En esta segunda fase se realiza un gran esfuerzo por desarrollar instituciones internacionales de cooperación técnica, financiera y comercial, pero con una limitada movilidad de capitales y mano de obra.


A partir de la Primera Guerra Mundial se aprecian importantes modificaciones en las tendencias a largo plazo de la economía internacional, que se reflejan fundamentalmente en la evolución declinante de las estructuras productivas y financieras de los países industrializados, que hacen crisis con la depresión del año 1929. Este contexto se manifiesta con gran fuerza en América Latina y el Caribe, en especial a través de la pérdida de dinamismo de la demanda internacional de los tradicionales productos primarios de exportación y del persistente deterioro en los precios relativos de estos productos, unido a la disminución en el flujo del movimiento internacional de capitales.


La Gran Depresión de los años 30 significó para América Latina y el Caribe el brusco abandono de las estrategias orientadas a la exportación de recursos naturales y de las políticas del laissez-faire. Ello no obedeció a una motivación ideológica, sino que fue una imposición de la naturaleza y gravedad de los problemas generados. El impacto de la Gran Depresión sobre las economías de los países latinoamericanos y del Caribe fue tan severo que produjo un cambio completo en el modelo de desarrollo: el "desarrollo orientado hacia adentro" reemplazó al "desarrollo orientado hacia afuera". La industrialización basada en la sustitución de importaciones, la dinamización del mercado interno a través de políticas fiscales y la realización de obras públicas fueron las políticas para desarrollar las economías nacionales, y el Estado comenzó a adquirir un papel de creciente importancia en el proceso económico.
Este nuevo contexto se reflejó en la década de los años 30 en la realización de extensas obras públicas con la intención de disminuir el gran desempleo generado por la Gran Depresión y reaccionar ante el colapso de las actividades exportadoras de los países latinoamericanos y del Caribe. Entre ellas se cuentan líneas ferroviarias, caminos y terminales de transporte que crearon una importante infraestructura de transporte, de gran importancia para el futuro desarrollo del turismo. Este desarrollo permitió en forma progresiva acceder a lugares que contaban con importantes atractivos turísticos, lo que produjo el desarrollo de balnearios, de acuerdo al modelo de desarrollo turístico generado en Europa a fines del siglo XIX y principios del XX. Este hecho de gran importancia para el futuro desarrollo turístico en América Latina y el Caribe fue posible además por el aumento de la población y la irrupción de una incipiente clase media, que junto a las clases más adineradas comenzó a utilizar en forma creciente los ferrocarriles, y principalmente los automóviles, para desplazarse hacia los nuevos destinos turísticos. En muchos de estos balnearios, el Estado, y en menor proporción empresarios privados, construyeron hoteles siguiendo los esquemas arquitectónicos y de localización utilizados en la época del "GrandTour" y en el desarrollo de los balnearios europeos de principios del siglo XX. Este período se puede considerar como el inicio de un concepto de turismo basado en grandes hoteles y en viajes de descanso y vacaciones de turistas nacionales, pero restringido todavía a un reducido segmento de la población.

La segunda fase del período de industrialización y sustitución de importaciones, se caracterizó por un papel más activo del Estado, en donde este asumió un papel directo en el proceso productivo, en la aplicación de una fuerte política proteccionista y en la promoción del desarrollo, de acuerdo al marco conceptual y las recomendaciones de políticas y estrategias de desarrollo de la Comisión Económica para la América.

Latina y el Caribe, CEPAL. Entre 1945 y 1960, el Estado adquirió nuevas funciones en el proceso productivo. Primero fue el Estado-promotor, que proporcionaba el crédito para la inversión privada; luego, el Estado-empresario, a través de la creación de empresas estatales; y finalmente, el Estado-programador, que definía el horizonte de largo plazo del desarrollo y determinaba adonde debía ir la inversión futura, fuese pública o privada.

Es importante recalcar que a mediados del siglo XX, el desarrollo del turismo vacacional estaba en sus comienzos y el desarrollo de la hotelería en una etapa inicial de crecimiento, contexto insuficiente para participar en el nuevo proceso del turismo de masas que se generó en el mundo a partir de la Segunda Guerra Mundial. Por lo tanto, fue la acción del Estado, entre los años 1930 y 1960, a través de la construcción y operación de hoteles urbanos, vacacionales y de cadenas hoteleras de cobertura nacional, más la gestión de empresas estatales de buses, ferrocarriles y de aviación comercial, que unido al importante desarrollo de la infraestructura de transporte, creó las condiciones para una participación del turismo latinoamericano y del Caribe en las 97 nuevas corrientes del turismo de masas. Es interesante destacar, además, que el significativo desarrollo alcanzado por el turismo, gracias a la activa participación y al impulso del Estado, se realizó sin que existiera una institucionalidad turística estatal especializada, representada hoy día por los organismos oficiales de turismo.


Inicialmente se generó un turismo interno, incentivado por las mayores facilidades de transporte y de alojamiento en centros urbanos y destinos turísticos y por la aparición de las primeras empresas turísticas organizadoras y comercializadoras de viajes; esto complementado con un aumento demográfico y en el nivel de ingreso de la población, creó un volumen mínimo de demanda que hizo más rentable las inversiones en esta actividad. Posteriormente los países latinoamericanos y del Caribe se incorporan progresivamente al turismo internacional de masas, generando flujos turísticos hacia y desde América Latina y el Caribe, y más tarde movimientos de turistas intrarregionales.


Conjuntamente con la importante participación del Estado en el campo del turismo, en el período comprendido entre 1950 y 1970 se inicia en forma gradual y creciente la participación de empresas privadas en la producción, distribución y promoción de los servicios turísticos. Los países de América Latina y el Caribe se incorporan al "turismo de masas", recibiendo inicialmente turistas interregionales, principalmente norteamericanos y europeos, algunos de los cuales viajaban en tours organizados, recorriendo diversas capitales y destinos turísticos. Las dificultades de comunicación terrestre por la inexistencia de la infraestructura vial adecuada y las altas tarifas en el transporte aéreo limitaron seriamente la salida de turistas nacionales al exterior y el flujo turístico intrarregional.


- Tercera etapa: Desde 1960.

A partir de 1975 se consolida la tercera etapa en la evolución económica de América Latina y el Caribe, cuyos principales rasgos son las estrategias de desarrollo basadas en las exportaciones y en la gradual generalización de comercio internacional, la creciente presencia en el escenario mundial de empresas transnacionales, que funcionan como sistemas internacionales de producción integrada, la expansión y constante movilidad de los capitales unida a la persistencia de las restricciones al movimiento a la mano de obra, y el acceso masivo a la información, gracias al desarrollo de tecnologías de información y comunicaciones. Este período conocido hoy día como "globalización", encuentra al turismo como una de las principales actividades económicas en los diferentes países de América Latina y el Caribe.

Los rasgos distintivos de este período son la progresiva transformación del turismo de masas en un turismo de mercados globales, y en la privatización de la propiedad, inversión y operación de las empresas prestadoras, distribuidoras y comercializadoras de servicios turísticos, con base en una gran cantidad de micro y pequeñas empresas, y unas pocas de mayor tamaño, que se han ido orientando progresivamente hacia la satisfacción de las necesidades y preferencias de los turistas nacionales y extranjeros, mejorando el nivel de eficiencia en la gestión y la calidad de los servicios prestados. También es importante destacar la creciente profesionalización de los recursos humanos y la especialización de funciones y empresas, el aumento progresivo del turismo organizado y el desarrollo creciente del turismo de negocios. En este contexto el Estado ha asumido un papel orientador, regulador y promotor del desarrollo turístico, abandonando la inversión y gestión en actividades turísticas y la comercialización de servicios turísticos. En este período aumentan de manera considerable los flujos turísticos internos e intrarregionales hacia y desde los países latinoamericanos y del Caribe, con base en una demanda segmentada por niveles socio-económicos, gustos y preferencias; hábitos y comportamiento de consumo, formas, tipos y motivación de los viajes; actividades realizadas, etc y con una oferta muy diversificada por tipos y calidades de atractivos, actividades y servicios turísticos.


Un perfil esquemático de la evolución de la economía y el turismo a partir de 1950 se presenta a continuación (ver tablas 2 y 3):


Tabla 2. América Latina y el Caribe. Evolución del marco económico.

Fuente: Elaboración pròpia (2013).


A partir de la Segunda Guerra Mundial se puede identificar con nitidez tres períodos con características diferenciadas en cuanto a la evolución de la economía en América Latina y el Caribe, influido por el contexto económico mundial. Hasta 1970 la política económica estaba enmarcada por la estrategia de desarrollo de la economía nacional, cuya principal característica eran las políticas de industrialización. A partir de 1970 se aprecia una apertura hacia la economía internacional y la promoción de actividades generadoras de empleos y divisas. Por último, desde 1990 se produce la internacionalización de la economía, la globalización de los mercados, los procesos de integración y libre comercio, y el desarrollo de la tecnología de la información y las comunicaciones.


Tabla 3. América Latina y el Caribe. Evolución del marco turístico.

Fuente: Elaboración pròpia (2013).


En el período correspondiente al desarrollo de la economía nacional se registró un fomento del turismo interno, orientado al producto, y con importante participación estatal. A partir de 1960 se inicia con mayor fuerza la participación en el "turismo de masas", con una apertura al mercado turístico internacional, desarrollo de centros turísticos, y la aparición de empresas mayoristas y minoristas de intermediación y distribución de servicios y paquetes turísticos. En los años 80 comienza una mayor preocupación por el servicio turístico, adquiere gran fuerza el marketing turístico, y una oferta diversificada actúa sobre un mercado segmentado. A partir de 1990 comienza el desarrollo del turismo de mercados globalizados, nuevas formas de turismo, incorporación masiva de la tecnología de la información y comunicaciones en el turismo, y un consumidor más exigente, con nuevos hábitos de consumo y más sensible ambientalmente.


 

 

...

 

Table of Contents